top of page

¿Cómo el Edge Computing contribuye a la industria del petróleo y gas?

Esta tecnología permite el procesamiento de datos de manera más ágil y eficiente en ubicaciones remotas, lo que facilita decisiones más rápidas y rentables para los operadores.

En el apogeo de la era digital, la industria del petróleo y gas se enfrenta a desafíos excepcionales: reducción de costos, volatilidad de la demanda, sostenibilidad operativa y competitividad creciente. Paralelamente, la generación de datos ha alcanzado niveles sin precedentes en todas las fases de operaciones. En este escenario, la tecnología de Edge Computing emerge como un aliado esencial para abordar estos retos y avanzar hacia la transición energética.


La dimensión de la generación de datos en esta industria es enorme. De acuerdo con el estudio de Cisco, una sola plataforma petrolífera marina produce dos terabytes de datos diarios. Para que estos datos impulsen mejoras operativas y sostenibilidad, es vital capturarlos, consolidarlos, almacenarlos y analizarlos con celeridad. Aquí es donde el Edge Computing entra en juego.


José Leyva, SAM Channel Marketing en Schneider Electric, subraya: "El procesamiento de esta avalancha de datos se ha vuelto crítico. Inicialmente, se consideró el procesamiento en la nube, pero se ha reconocido que procesar los datos localmente ofrece ventajas significativas".


Las soluciones actuales, como los microcentros de datos y los centros modulares prefabricados, presentan alternativas de Edge Computing en la industria. Esta tecnología permite el procesamiento de datos de manera más ágil y eficiente en ubicaciones remotas, como en la prospección y perforación de petróleo y en los sistemas de distribución de gas y petróleo. Esto facilita decisiones más rápidas y rentables para los operadores.



Schneider Electric destaca cuatro razones fundamentales por las cuales el Edge Computing se ha convertido en un aliado imprescindible para empresas de petróleo y gas:


1. Ahorro de ancho de banda: Al procesar datos localmente, se reduce drásticamente la necesidad de transferir grandes volúmenes de datos hacia y desde la nube, disminuyendo costos asociados.


2. Reducción de la latencia: La baja latencia permite un procesamiento más eficiente y evita congestiones en la red, mejorando la capacidad de transmisión de datos.


3. Mayor fiabilidad: Edge Computing permite el procesamiento de datos incluso sin conexión a Internet o la nube, reduciendo el tiempo de inactividad y aumentando la rentabilidad.


4. Ciberseguridad y privacidad: La arquitectura distribuida facilita la implementación de medidas de ciberseguridad, protegiendo los datos y asegurando su privacidad.


En el marco de la presión por sostenibilidad, empresas de petróleo y gas apuntan a fuentes de energía renovable. Las plantas de hidrógeno verde, impulsadas por energías limpias, representan un camino prometedor. Para asegurar su operación constante, se necesita el soporte de sistemas de alimentación ininterrumpida industrial.


Empresas líderes como BP Plc y Total Energies SE están apostando a la sostenibilidad mediante proyectos que incorporan gigavatios de energía solar y eólica, y utilizan hidrógeno como fuente energética verde.


El Edge Computing está revolucionando la industria del petróleo y gas al agilizar la captura y procesamiento de datos, y a la vez, contribuye a la transición energética al permitir la adopción de fuentes de energía más sostenibles y limpias. La integración de microcentros de datos preconfigurados emerge como una solución rápida y efectiva para impulsar la eficiencia y la innovación en esta industria clave.


Comments


bottom of page