top of page

Ganó concurso de arte usando Inteligencia Artificial y desató polémica entre artistas

Actualizado: 8 sept 2022

Jason Allen, un diseñador de juegos de mesa de Estados Unidos, obtuvo el primer lugar y 300 dólares de premio con una de sus obras generadas por medio de inteligencia artificial (IA), lo cual trajo protestas y debates entre los concursantes y el mundo del arte.



La obra en cuestión, titulada “Théâtre D’opéra Spatial” (Teatro de la Ópera Espacial), ganó el Concurso de Bellas Artes de la Feria Estatal de Colorado y se realizó en realidad con Midjourney, un sistema de IA que puede producir gráficos detallados a partir de palabras escritas.


La imagen tiene un estilo que mezcla lo renacentista con la ciencia ficción. Según Allen, no violó el reglamento ya que inscribió su trabajo dentro de la categoría de "Arte Digital", que permite obras que usan "tecnología digital como parte del proceso creativo o de presentación".



"No me voy a disculpar por eso, gané y no rompí ninguna regla", declaró Allen a The New York Times y dijo que envió su trabajo como "Jason M. Allen por medio de Midjourney".


Midjourney es uno de los numerosos generadores IA de imágenes, como Imagen de Google Research y DALL-E 2 de OpenAI. Estas herramientas crean imágenes excepcionales, pero también toda una controversia en el mundo del arte, relacionadas con la autoría, la originalidad, el talento y hasta con el mismo concepto de "obra".


El caso de Allen provocó la protesta y réplica de muchas personas cuando su victoria trascendió en las redes sociales.


“Esto apesta exactamente por la misma razón por la que no permitimos que robots participen en los Juegos Olímpicos”, escribió un usuario de Twitter. Otro consideró que "la obra de arte de IA es 'la banana pegada a la pared' del mundo digital ahora'". "Esto es la definición literal de 'apretar algunos botones para hacer una obra de arte digital'", dijo otro usuario.


"Esto no es como andar tirando palabras y ganando competencias", se defendió Allen en una entrevista con CNN, y contó que las tres obras con las que, en total, participó del concurso le llevaron unas 80 horas de trabajo.


En lugar de odiar la tecnología o las personas detrás de ella, debemos reconocer que es una herramienta poderosa y usarla para el bien, así todos podemos avanzar en lugar de protestar”, concluyó.


Comments


bottom of page