top of page

Los riesgos asociados a ChatGPT: cómo los ciberdelincuentes aprovechan la IA

El malware, el phishing y la ingeniería social encabezan las técnicas más utilizadas por la nueva generación de ciberdelincuentes que, gracias a la ayuda de la inteligencia artificial, continúan creando unos ataques cada vez más frecuentes y efectivos.


La popularidad de ChatGPT, utilizado diariamente por millones en todo el mundo, lo convierte en un potente modelo de lenguaje para diversas tareas. Sin embargo, su neutralidad puede ser explotada para fines maliciosos. Check Point Software Technologies ha identificado siete riesgos primarios relacionados con la inteligencia artificial generativa (IA) en el contexto de ciberseguridad:


1. Distribución de malware: Los ciberdelincuentes crean códigos maliciosos que se infiltran en documentos, correos electrónicos y páginas web, aprovechando la ayuda que ChatGPT puede brindar para maximizar el impacto de sus ataques.


2. Phishing: La IA permite generar comunicaciones falsas que son difíciles de distinguir de las legítimas, engañando a los usuarios para que revelen información sensible como contraseñas y datos de pago.


3. Ingeniería social: ChatGPT, diseñado para imitar humanos, puede usarse para manipular a los usuarios haciéndose pasar por personas reales, induciéndolos a realizar acciones perjudiciales.


4. Filtración y robo de datos: La IA puede generar documentos o correos electrónicos falsos que parecen auténticos, engañando a los usuarios para que revelen credenciales o datos sensibles.


5. Desinformación y propaganda: ChatGPT puede generar noticias falsas y propaganda, sembrando discordia, dañando reputaciones y fomentando la violencia.


6. Difamación y suplantación: La accesibilidad creciente a herramientas como ChatGPT plantea la preocupación de que distinguir archivos auténticos de deep fakes sea casi imposible.


7. Amenazas internas: La IA puede utilizarse para crear documentos o correos electrónicos falsos que parecen provenir de usuarios autorizados, facilitando el acceso a datos o sistemas sensibles.


Contrarrestar estos peligros requiere un enfoque holístico que combine tecnología avanzada, educación de usuarios, regulación efectiva y colaboración continua entre expertos. Es crucial implementar medidas de detección avanzadas para identificar actividad maliciosa antes de los ataques.


Además, se deben establecer regulaciones y estándares éticos para garantizar un uso adecuado de la IA, promoviendo la transparencia y la responsabilidad en su desarrollo y aplicación.

Comments


bottom of page