top of page

Uber se asocia con un viejo rival para ofrecer automóviles sin conductor

La empresa colaborará con Waymo, de Alphabet, con quien tuvo un millonario conflicto legal hace seis años, para introducir carros sin conductor próximamente.



Uber Technologies y Waymo, una compañía de Alphabet, han anunciado una colaboración para llevar automóviles sin conductor a la plataforma de entrega de alimentos y transporte compartido de Uber en un futuro próximo.


En una publicación de blog conjunta, las empresas revelaron sus planes para ofrecer a los clientes de Uber la oportunidad de utilizar una flota designada de vehículos sin conductor de Waymo para viajes y entregas dentro de un área específica en Phoenix, Arizona, Estados Unidos.


El viaje hacia la comercialización de vehículos totalmente autónomos, en particular los robotaxis, ha demostrado ser más desafiante de lo previsto inicialmente. Las regulaciones estrictas, los requisitos tecnológicos complejos y las inversiones sustanciales han obligado a algunas empresas a reducir su tamaño o salir del mercado por completo.



El codirector ejecutivo de Waymo, Tekedra Mawakana, ve la asociación con Uber como una oportunidad para expandir su alcance y atraer a una audiencia más amplia. Waymo, que actualmente opera en San Francisco, está explorando activamente las posibilidades de expansión a Los Ángeles, según publicó Reuters.


Para Uber, esta colaboración representa un impulso significativo a su ambición de larga data de integrar la tecnología de conducción autónoma en sus servicios. Llega en un momento en que el negocio de transporte compartido se está recuperando y regresando a los niveles previos a la pandemia. El CEO de Uber, Dara Khosrowshahi, expresó su entusiasmo por incorporar la tecnología de Waymo en la plataforma y destacó la creciente integración de la conducción totalmente autónoma en la vida cotidiana.


La asociación entre Uber y Waymo es particularmente notable debido a su anterior relación de confrontación. En 2017, las empresas se involucraron en una disputa legal muy publicitada sobre denuncias de robo de secretos comerciales. Waymo afirmó que un exingeniero, que más tarde dirigió la división de vehículos autónomos de Uber, se había llevado documentos confidenciales. La demanda finalmente se resolvió y Uber acordó pagar a Waymo US$245 millones en acciones.


Además, la unidad de carga de Waymo y Uber unió fuerzas el año pasado para mejorar la eficiencia de la implementación de camiones autónomos para los clientes.


Comentarios


bottom of page