top of page

¿Cómo impactan los gemelos digitales en la operación de las redes?

Actualizado: 24 ene 2023

En los últimos tiempos, el gemelo digital comenzó a desempeñar un papel crucial en la automatización del proceso en distintas áreas. En este caso, nos enfocaremos en las redes.


Por Jesús Rodríguez, stragetic account manager.


El gemelo digital o Digital Twin (DT) por sus siglas en inglés, ha atraído mucha atención tanto dentro de la industria como de las instituciones y organizaciones educativas, desde que se propuso hace más de una década atrás. La idea se introdujo originalmente para la “gestión del ciclo de vida del producto”, pero desde entonces se ha aplicado en muchas otras áreas.


El gemelo digital es un modelo conceptual que se compone de tres partes principales: producto físico en un espacio real, producto virtual en un espacio virtual y conexiones de datos e información que vinculan productos virtuales y reales.


Está comenzando a desempeñar un papel crucial en la automatización del proceso de llevar la transformación digital a la infraestructura de redes. A continuación, explicaremos el estado futuro de los gemelos digitales, comparando cómo se usan ahora con cómo se pueden utilizar una vez la tecnología madure.


Muchas empresas están particularmente interesadas en crear y utilizar gemelos digitales para garantizar el desempeño de las redes. Muchas de las redes actuales son tan fundamentales para nuestra infraestructura que solo notamos que existen si ocurre una interrupción o falla en las mismas.



Por ejemplo, la red de telefonía móvil podemos utilizarla durante meses para hacer y recibir llamadas, navegar por internet y utilizar las redes sociales sin problemas. Sin embargo, es casi seguro que notará un problema o interrupción del servicio de unos minutos durante las horas en las cuales se les da mantenimiento. Lo mismo ocurre con la red eléctrica u otras redes esenciales.


Afortunadamente, los gemelos digitales pueden mantener esas redes funcionando sin problemas, brindando a los operadores mejores oportunidades de cumplir con sus objetivos de rendimiento, facilitando la detección de problemas que eventualmente podrían causar interrupciones. Si tomamos como ejemplo la red eléctrica en nuestros países centroamericanos que adolecen de muchísimas interrupciones.


El operador eléctrico podría crear un gemelo digital de todas sus líneas eléctricas, cubriendo la totalidad de sus áreas, destacando hasta áreas de vegetación excesiva pudiendo simular como las líneas eléctricas se hunden y oscilan, permitiéndoles priorizar los esfuerzos de limpieza de árboles y otros tipos de mantenimientos antes de que ocurran cortes en las líneas eléctricas.


Los gemelos digitales también son útiles para ayudar a las empresas a crear o mantener una ciberseguridad más estricta. Ambos esfuerzos son fundamentales, especialmente si se tiene en cuenta el aumento de los ataques.


Los estudios siguen mostrando que los ataques cibernéticos semanales por organización alcanzarán un récord en 2022. Más específicamente, las organizaciones promediaron 935 ataques cada semana. Además los ataques a las redes corporativas aumentaron un 50%.


Estas empresas podrían crear gemelos digitales de sus redes como parte de una estrategia general de ciberseguridad. Luego, el gemelo digital podría mostrarles si una red Wi-Fi para invitados podría ofrecer una puerta de entrada para los piratas informáticos. También podría ayudarles a resaltar configuraciones incorrectas que resultan en vulnerabilidades cuando no se solucionan.


El gemelo digital podría ayudar a las empresas y organizaciones a ver cómo los cambios propuestos por el equipo de TI afecta el rendimiento y la seguridad de la red. A medida que las redes se vuelven más extensas y tienen un número cada vez mayor de dispositivos conectados, a menudo se producen errores o resultados no deseados.


Sin embargo, el gemelo digital puede mostrar cómo se ve una red con un cortafuegos (firewall) abierto o cerrado. Entonces, los responsables de la toma de decisiones de TI pueden sentirse más seguros al aprobar dichos cambios, con la seguridad de que esos cambios no facilitan las cosas a los posibles atacantes.


Incluso me atrevería a sugerir que un gemelo digital podría servir hasta como señuelo de ciberseguridad, alentando a los piratas informáticos a atacar redes simuladas en lugar de la red productiva de una empresa u organización.


Las redes de telecomunicaciones de hoy pasan por actualizaciones continuas para que puedan adecuar y satisfacer las necesidades actuales y futuras. Las redes 5G son un buen ejemplo. La pandemia del Covid-19 y otros obstáculos retrasaron esas actualizaciones en la región y se han ido retomando y poniendo en marcha poco a poco.


Sin embargo, existe una brecha significativa entre la planificación y la implementación en el mundo real, debido en gran parte a procedimientos como las pruebas de conceptos y los estudios de sitios de celdas.


Una solución propuesta es construir e implementar un gemelo digital que muestre todo el núcleo de la red móvil, las estaciones base y los canales. Luego, los responsables de gestionar la red podrían ver esos tres componentes por separado o simultáneamente, según las necesidades de crecimiento. Ayudando a mostrarles obstáculos como árboles y edificios de gran altura que podrían interferir con su red.


Un gemelo digital en una red de telecomunicaciones reduce considerablemente la prueba y error, ahorrando tiempo y dinero al optimizar la ubicación de las estaciones base y de microceldas.


Se espera que el mercado de los gemelos digitales crezca y tenga una valoración de US$10.000 millones a US$62.000 millones. Volviéndolo un modelo de negocio muy interesante dentro de las diferentes industrias.




Comentários


bottom of page