top of page

El 75% de las migraciones a la nube fracasan: ¿Se impone el paradigma híbrido entre las empresas?

A pesar del auge de los servicios en la nube, tres de cuatro migraciones al cloud fracasan. El enfoque híbrido, combinando la nube y los data centers, se ofrece como una opción indicada, con una mayor eficiencia y reducción de costos.

En un mundo donde los servicios en la nube, encabezados por AWS y otros proveedores, han tomado la delantera, muchas empresas invirtieron grandes sumas de dinero para migrar todas sus operaciones a la nube, buscando resolver los problemas asociados a la infraestructura de TI tradicional. Sin embargo, en los últimos años, muchas de ellas han dado marcha atrás y han optado por un enfoque híbrido, reconociendo que esta combinación puede ser una solución más efectiva.


Según Diego Crigna, Practice Manager Hybrid Cloud de Logicalis, empresa global de soluciones y servicios integrados de tecnologías de la información y las comunicaciones, "el 80% de nuestros clientes no realiza una migración total a la nube, y en la mayoría de los casos, no les sugerimos abandonar su data center". Esto se debe a que muchas empresas no tienen la infraestructura tecnológica ni la madurez necesaria para operar exclusivamente en la nube.


Un relevamiento de la industria realizado por la firma internacional IDC reveló que el 71% de los encuestados espera trasladar algunas o todas sus cargas de trabajo actuales en la nube pública a entornos privados en los próximos dos años, y solo el 13% planea ejecutar todas sus cargas de trabajo en la nube.



Aunque el mercado de servicios en la nube sigue creciendo y se estima que alcanzará los US$1.200 millones para 2027, esto no implica que sea la mejor solución para todas las empresas. Es fundamental que las compañías analicen cuidadosamente qué operaciones pueden ejecutarse en la nube y cuáles requieren un data center, con el objetivo de lograr eficiencia y reducción de costos a través de un sistema híbrido.


Para implementar un sistema híbrido de nube y data center, Crigna destaca la importancia de una planificación adecuada, ya que el 75% de las migraciones a la nube fracasan por falta de ella. Además, señala que el cambio al modelo de pago mensual en la nube puede generar costos más altos si no se realiza una planificación adecuada.


La investigación realizada por McKinsey reveló que tres de cada cuatro migraciones a la nube excedieron los presupuestos asignados, y el 38% no pudo alcanzar los objetivos clave en los plazos establecidos inicialmente.


Antes de tomar una decisión, las empresas deben analizar su modelo de negocio, evaluar los costos en función del país y el contexto económico, y trabajar con proveedores de servicios en la nube y data centers que ofrezcan soluciones personalizadas.


Aunque se pensaba que los data centers desaparecerían con el surgimiento de los servicios en la nube, la realidad demostró que las operaciones 100% en la nube presentan dificultades. Se espera que el enfoque híbrido continúe siendo utilizado, y se proyecta que el mercado de data centers alcance los US$565.000 millones en 2032.


Crigna coincide con esta perspectiva y destaca que el futuro será híbrido. Además, señala que será necesario contar con profesionales y productos que permitan gestionar de manera centralizada estas estructuras híbridas y garantizar la seguridad y observabilidad de los procesos.


En conclusión, a pesar del auge de los servicios en la nube, el enfoque híbrido se ha impuesto debido a la alta tasa de fracaso en las migraciones totales. Las empresas deben evaluar cuidadosamente sus necesidades y capacidades antes de decidir qué operaciones ejecutar en la nube y cuáles en un data center, buscando así lograr eficiencia y reducción de costos en su infraestructura tecnológica.



Comments


bottom of page