top of page

Para Elon Musk, comprar Twitter fue "teletransportarse a un avión en picada y sin controles"

El CEO de Tesla habló de temas controvertidos y ofreció perspectivas sobre el panorama de la industria tecnológica, desde el trabajo remoto hasta la IA.

Elon Musk, el CEO de Tesla, habló sobre la adquisición de Twitter, sus hábitos de trabajo, la resiliencia de automotriz en medio de los desafíos económicos, su participación en OpenAI y sus puntos de vista políticos, en una entrevista posterior a la reunión anual de accionistas de la automotriz con el medio CNBC.


Musk comenzó arrojando luz sobre su participación en la adquisición de Twitter, que se ha enfrentado a importantes desafíos. Reveló que la función Notas de la comunidad de Twitter le había costado a la plataforma US$40 millones en negocios debido a que los clientes redujeron el gasto después de que sus anuncios fueran marcados como publicidad falsa. Además, Musk reveló que Twitter tenía un flujo de caja anual negativo de US$3.000 millones y US$1.000 millones en el banco cuando se cerró la adquisición. Comparó la situación con "ser teletransportado a un avión que está en picada y se dirige al suelo con los motores en llamas y los controles no funcionan”.


El magnate abordó las críticas que enfrentó por sus controvertidos tuits, particularmente aquellos que dan crédito a las conspiraciones que rodean a George Soros y un tiroteo masivo en Allen, Texas. Al defender sus declaraciones, Musk afirmó su derecho a expresarse libremente y afirmó: "Diré lo que quiero, y si la consecuencia de eso es perder dinero, que así sea".



Durante la entrevista, Musk brindó información sobre sus puntos de vista personales sobre el trabajo y la productividad. Reveló su exigente horario, permitiéndose solo dos o tres días libres al año y trabajando los siete días de la semana. Admitió dormir solo seis horas por noche, y expresó que es moralmente incorrecto abogar por el trabajo remoto sin tener en cuenta las necesidades de los trabajadores de servicios y en fábricas, que deben ir personalmente.


El empresario también contó sobre su participación en los primeros días de OpenAI, desarrollador de ChatGPT, y reveló que su objetivo era establecer una alternativa no comercial para contrarrestar el dominio de Google en IA. Dijo estar decepcionado porque OpenAI abandonó sus raíces sin fines de lucro y confesó que ya no es amigo del cofundador de Google, Larry Page, a partir de un incidente. "La gota que colmó el vaso fue que Larry me llamó 'especista' por estar a favor de la conciencia humana en lugar de la conciencia de la máquina".


Musk tampoco dejó de lado sus opiniones políticas y reveló haber votado por Joe Biden en las últimas elecciones presidenciales de Estados Unidos, pero expresó su descontento y afirmó: "Ojalá pudiéramos tener un ser humano normal como presidente".


Comments


bottom of page