top of page

Sam Altman "mintió múltiples veces" según exejecutiva de OpenAI

Helen Toner, que fue parte del consejo de administración de la empresa, reveló entretelones de la polémica salida de Altman de la firma a fines del año pasado. Acusó al ejecutivo de "abuso psicológico" y ocultar información.

Helen Toner, exmiembro del consejo de administración de OpenAI, ha desvelado detalles impactantes sobre la breve destitución de Sam Altman como CEO en noviembre pasado. En una entrevista reciente en "The TED AI Show" con Bilawal Sidhu, Toner afirmó que Altman mintió al consejo "múltiples" veces y retuvo información crítica.


Según Toner, el consejo de administración se enteró del lanzamiento de ChatGPT a través de Twitter, sin haber recibido ninguna notificación previa de Altman. Esto fue solo una de las varias ocasiones en que Altman mantuvo al consejo en la oscuridad sobre los acontecimientos dentro de la compañía.


Además, Toner acusó a Altman de ocultar información vital sobre la estructura de propiedad de la empresa. "Sam no informó al consejo que él era propietario del fondo de startups de OpenAI, a pesar de que constantemente afirmaba ser un miembro independiente del consejo sin intereses financieros en la empresa", declaró. Esta falta de transparencia dañó gravemente la confianza del consejo en Altman, llevando a discusiones serias sobre su posible destitución desde octubre.


Toner alegó que Altman proporcionó información inexacta sobre los procesos formales de seguridad de OpenAI, lo que dificultaba al consejo evaluar la suficiencia de las medidas de seguridad implementadas.


"La incapacidad del consejo para confiar en la información proporcionada por Altman hacía imposible realizar una supervisión independiente adecuada", explicó. El papel del consejo es precisamente proporcionar esa supervisión, no simplemente ayudar al CEO a recaudar más fondos.


La situación se agravó cuando dos ejecutivos compartieron con el consejo sus experiencias personales con Altman, utilizando el término "abuso psicológico" para describir su comportamiento, de acuerdo a Business Insider. Estos ejecutivos expresaron que no creían que Altman fuera la persona adecuada para liderar la empresa hacia la Inteligencia General Artificial (AGI) y que no había esperanza de que él cambiara su comportamiento.


La exejecutiva explicó que sabían que Altman haría todo lo posible para bloquear cualquier acción en su contra y, por eso, comenzó a mentir a otros miembros del consejo para intentar remover a Toner de su puesto. El consejo procedió con extrema cautela, informando solo a su equipo legal y a casi nadie más, lo que llevó a la destitución de Altman el 17 de noviembre.


Sin embargo, la salida de Altman fue efímera. Ante la amenaza de dimisión masiva del personal y la especulación de que Microsoft podría contratar al equipo de Altman y a él mismo, el consejo de OpenAI revirtió su decisión y lo restituyó como CEO menos de una semana después.


Toner renunció a su puesto en el consejo de OpenAI menos de dos semanas después del regreso de Altman.


Las revelaciones ponen de manifiesto las tensiones y desafíos internos dentro de OpenAI, destacando la importancia de la transparencia y la confianza en la gestión de empresas tecnológicas de alto perfil. La breve destitución de Altman y su rápido regreso subrayan la complejidad de equilibrar la innovación tecnológica con una gobernanza corporativa sólida.


Kommentare


bottom of page