top of page

Un corazón impreso en 3D que funciona como uno real

El órgano artificial es personalizado y específico para cada paciente. Cómo es y funciona.

La impresión 3D está revolucionando diversos mercados y la medicina no se queda atrás. Dicha innovación brinda nuevas oportunidades para la personalización de dispositivos médicos, prótesis, creación de modelos anatómicos y quirúrgicos personalizados, permitiendo a los investigadores y médicos crear modelos físicos precisos a partir de imágenes médicas, lo cual facilita realizar intervenciones quirúrgicas complejas y personalizadas.


Bajo este panorama, los investigadores del MIT desarrollaron un corazón impreso en 3D que funciona como uno real, lo cual podría generar un gran impacto en la medicina personalizada. La impresión fue una réplica del corazón del paciente y está hecho de una carcasa suave y flexible.



Los investigadores realizaron este proyecto mediante la conversión de imágenes médicas del corazón del paciente en un modelo tridimensional en la computadora, la cual luego imprime en 3D con una tinta a base de polímero. Asimismo, crearon una funda similar a un manguito de presión arterial que envuelve al corazón impreso y la aorta del paciente para simular la función de bombeo.



El interior de cada funda tiene un patrón similar al de las burbujas de plástico, con lo que los investigadores tienen la posibilidad de ajustar el flujo de aire para expandir rítmicamente las burbujas en la funda y contraer el corazón, imitando el movimiento de bombeo del corazón cuando la funda se conecta a un sistema neumático.


Comments


bottom of page