top of page

Cinco consejos para prevenir el hackeo de las cámaras de vigilancia

Las cámaras también pueden ser vulneradas por ciberdelincuentes con el objetivo de invadir la privacidad u obtener datos confidenciales. Antispywares y contraseñas robustas, están entre las medidas de prevención.

Ante la proximidad del Día Internacional de la Seguridad Informática, que se conmemora cada 30 de noviembre, es crucial reflexionar sobre la importancia creciente de salvaguardar las redes y dispositivos en la era digital. En este contexto, las cámaras de vigilancia no están exentas de ser blanco de ciberdelincuentes, quienes buscan vulnerar la privacidad y obtener información confidencial. Es fundamental adoptar medidas preventivas, como el uso de antispywares y contraseñas robustas.


En la actualidad, cualquier dispositivo conectado a una red de datos puede ser objeto de observación indebida o manipulación con diversos fines, y las cámaras de vigilancia no son una excepción. Estos dispositivos, esenciales para la prevención de delitos en un mundo interconectado, se han convertido en objetivos atractivos para los ciberdelincuentes. En consecuencia, el aumento de los ataques cibernéticos a estas cámaras compromete directamente la privacidad y la seguridad pública.


Identificar signos de intrusión es esencial para mitigar estos riesgos. Desde comportamientos anómalos hasta la pérdida repentina de conexión, las señales pueden variar. Herramientas de mapeo permiten generar eventos en tiempo real, adaptándose a los tipos de violaciones que pueden detectarse en una red.


José Varas, Ingeniero y BDM de Dahua Technology, uno de los principales fabricantes de estos dispositivos a nivel mundial, subraya la importancia de estar alerta a intrusiones que afecten la operación normal del sistema.



Para prevenir los ataques a cámaras de vigilancia, los expertos destacan cinco aspectos clave:


1. Emplear herramientas de protección o firewalls para mejorar la vulnerabilidad.

2. Utilizar antispywares reconocidos para rastrear amenazas e intrusiones.

3. Evitar acceder a enlaces desconocidos.

4. Instalar las actualizaciones de software desde la página oficial del fabricante para contrarrestar nuevas amenazas.

5. Elegir contraseñas WI-FI complejas, ya que la seguridad del router afecta a otros dispositivos.


Hoy en día, los ciberdelincuentes encuentran atractivo obtener información personal, lo que amplifica las implicancias de un ciberataque a través de cámaras de vigilancia. Desde la invasión de la privacidad hasta el riesgo para la seguridad pública, los efectos pueden ser devastadores.


En la búsqueda de un entorno digital más seguro, es esencial que los organismos competentes colaboren estrechamente. La concienciación en seguridad debe ser una prioridad, fomentando la educación y la adopción de medidas preventivas. Solo a través de una colaboración integral es posible construir un entorno más seguro y resistente ante las crecientes amenazas cibernéticas.



コメント


bottom of page