top of page

Cinco pasos para garantizar que la IA generativa sea segura

Los líderes empresariales y colaboradores están ansiosos por aprovechar el potencial de la IA generativa en todas las áreas. Sin embargo, ¿cuáles riesgos puede implicar para una empresa la falta de una arquitectura sólida y adecuada en términos de seguridad de la información? Comprender el panorama de peligros y prepararse de forma proactiva es clave para sacar el máximo potencial de esta tecnología en desarrollo.

La irrupción de ChatGPT y otros avances en el ámbito de la IA generativa está transformando el escenario empresarial, llevando la automatización y la eficiencia a niveles antes inimaginables. Esto permite a las máquinas, por primera vez, ser creativas desde el punto de vista computacional, generando contenidos significativos y valiosos bajo demanda. El poder, la gran adaptabilidad y la fácil accesibilidad de esta tecnología implican que todas las empresas, en todos los sectores, experimentarán un impacto significativo.


No obstante, como dice el dicho, "con un gran poder viene una gran responsabilidad". Juan Pablo Chemes, director de Innovación de Accenture Argentina, señala que algunas áreas críticas a considerar en ciberseguridad para la IA generativa incluyen filtración y robo de datos e propiedad intelectual, contenido malicioso, ataques contextuales selectivos de alta velocidad, orquestación de tecnologías generativas para uso indebido, desinformación a gran escala, infracción de derechos de autor y amplificación de prejuicios y discriminación existentes.


"Las organizaciones deben ser conscientes de los riesgos y estar preparadas para enfrentarlos. Esto requiere una estrategia de seguridad bien planificada y ejecutada desde el principio", advierte el ejecutivo.


A continuación, detallamos cinco pasos esenciales para garantizar un uso seguro y eficiente de la IA generativa en el mundo corporativo:


1. Entorno de Confianza: Las organizaciones deben asegurar la adecuada protección de su propiedad intelectual y otros datos sensibles. Esto se puede lograr mediante la creación de interfaces personalizadas que reduzcan el riesgo de filtraciones. La implementación de sistemas de "sandboxing" también es crucial, permitiendo que los datos fluyan en un entorno aislado, minimizando las vulnerabilidades y fortaleciendo la seguridad de los datos.



2. Capacitación Proactiva: El entusiasmo por la IA generativa es evidente, pero es imperativo que esté respaldado por una educación sólida. Las organizaciones deben desarrollar programas de capacitación que no solo enseñen cómo usar estas herramientas, sino también las implicaciones de su uso incorrecto y los posibles riesgos asociados. Esta estrategia debe ser continua, adaptándose a las evoluciones y actualizaciones en el ámbito de la IA.


3. Transparencia Total: El corazón de la IA generativa son los datos con los que se alimenta. Las organizaciones deben ser transparentes sobre cómo adquieren, procesan y utilizan estos datos. Esto implica ser claros sobre posibles sesgos en las fuentes de adquisición y las medidas tomadas para garantizar la integridad de cada dato y usuario. Una IA transparente genera confianza, tanto internamente en la organización, como con sus clientes y públicos de interés.


4. Integración Humana + IA: Por avanzada que sea una máquina, la perspectiva humana sigue siendo invaluable. Incorporar a un "humano en el bucle" garantiza un control adicional, añadiendo una capa de revisión y sentido común. Esta combinación de inteligencia artificial y humana puede mitigar riesgos y proporcionar respuestas más equilibradas y justas.


5. Anticipación y Adaptación: Las amenazas cibernéticas son fluidas y las empresas deben mantenerse un paso adelante, preparadas para ataques que busquen corromper o manipular sus sistemas de IA, y tener protocolos para detectar y contrarrestar tales riesgos. Estar informado sobre las tendencias emergentes en ciberseguridad y adaptar la infraestructura de la empresa en consecuencia es esencial.


"La IA generativa tiene un potencial enorme para transformar las operaciones empresariales, pero solo si se implementa de manera responsable y segura. Siguiendo estos cinco pasos, las organizaciones no solo pueden protegerse a sí mismas y a sus clientes, sino también garantizar que la promesa de la IA generativa se realice plenamente y de manera segura", concluye Chemes.


Comments


bottom of page