top of page

Cuatro claves para proteger aplicaciones móviles contra el hacking

Casi la mitad de los consumidores han sido víctimas de ciberataques en aplicaciones móviles, subrayando la urgencia de implementar medidas de seguridad efectivas. Desde la integridad del sistema operativo hasta la protección del código base, aquí presentamos prácticas esenciales para protegerse.


Según un estudio de Appdome, el 41,8% de los consumidores ha experimentado algún tipo de ciberataque en una aplicación móvil, ya sea personalmente o a través de un conocido.


"Con el alto costo de una violación de datos, es imperativo que las organizaciones reconozcan y aborden los principales puntos de ataque que explotan los ciberdelincuentes. Proteger a los usuarios de aplicaciones móviles es una necesidad urgente para garantizar la seguridad de los datos corporativos y personales de los usuarios, al tiempo que se proporciona una mayor confianza y lealtad del consumidor hacia la marca", afirmó Chris Roeckl, Chief Product Officer de Appdome.


En un mundo donde las aplicaciones móviles son una parte integral de nuestra vida cotidiana, desde transacciones bancarias hasta viajes y compras en línea, es esencial asegurarse de que estas aplicaciones estén protegidas contra cualquier amenaza cibernética. Aquí presentamos cuatro prácticas de seguridad recomendadas para evitar el pirateo en aplicaciones móviles:


1. Mantenga la Integridad del Sistema Operativo

Es fundamental asegurar la integridad del sistema operativo móvil en el que operan las aplicaciones. El proceso de Jailbreak (iOS) o Root (Android) puede comprometer la seguridad del dispositivo, permitiendo la instalación de aplicaciones no autorizadas y exponiendo el sistema a riesgos de seguridad. Los ciberdelincuentes suelen aprovecharse de dispositivos jailbroken o rooteados para lanzar ataques contra las aplicaciones móviles y acceder a datos sensibles.


2. Cifre Todos los Datos Sensibles

Protege los datos sensibles de tu aplicación mediante un cifrado sólido. Esto incluye información como claves API, credenciales de usuario, transacciones y cualquier otro dato relevante. El cifrado garantiza que incluso si un hacker logra acceder a los datos, no podrá interpretarlos sin la clave de descifrado adecuada.


3. Detecta y Prevén la Actividad de Bots Móviles

Los bots móviles pueden representar una amenaza significativa para la seguridad de las aplicaciones móviles. Implementa soluciones de detección y prevención de bots para identificar y bloquear la actividad maliciosa, como ataques de denegación de servicio (DDoS) o intentos de robo de información.


4. Proteja el Código Base de la Aplicación

El código base de una aplicación es un objetivo principal para los piratas informáticos. Implementa medidas de protección que dificulten la ingeniería inversa y la manipulación del código. Esto incluye técnicas como ofuscación de código y firma de código para garantizar la integridad y seguridad del código de la aplicación.

Proteger tus aplicaciones móviles contra el hacking requiere un enfoque multifacético que aborde tanto la seguridad del sistema operativo como la protección de datos y el código de la aplicación. Al seguir estas prácticas de seguridad recomendadas, puedes reducir significativamente el riesgo de que tus aplicaciones sean comprometidas por ciberataques.


Comments


bottom of page