top of page

Diez principios fundamentales para la seguridad en redes sociales

ESET elaboró una guía esencial para proteger la información personal y evitar ser víctima del cibercrimen en estas plataformas.

En la era digital, las redes sociales juegan un papel crucial en nuestras vidas, conectándonos con familiares, amigos, colegas y nuestras pasiones. Sin embargo, esta conexión viene acompañada de riesgos significativos. La firma ESET presentó los diez "mandamientos" de la seguridad en redes sociales.


1. Publicar solo lo necesario: Compartir información en redes sociales abre una ventana a tu vida privada. Una publicación mal gestionada puede llevar a suplantación de identidad, estafas o engaños. Es crucial ser cauteloso, especialmente con fotos de niños, ya que las leyes de protección infantil son cada vez más estrictas y lo que se publica en internet queda fuera de nuestro control.


2. Configurar la privacidad de cada cuenta: El cibercrimen puede utilizar cualquier dato personal para suplantar identidades o realizar estafas. Información como la fecha de nacimiento, residencia, trabajo o estudios debe ser gestionada de manera consciente y segura en cada perfil.


3. Desconfiar de personas desconocidas: Internet, aunque beneficioso, también tiene su lado oscuro. Los fraudes y acosos son comunes en las redes sociales. Es vital ser cauteloso y no aceptar solicitudes de amistad de desconocidos ni proporcionarles información personal.


4. Verificar antes de hacer clic en enlaces: Los mensajes con enlaces prometiendo beneficios pueden dirigirnos a sitios comprometidos o descargar software malicioso. La regla de oro es: si algo parece demasiado bueno para ser verdad, probablemente no lo sea.


5. Elegir contraseñas largas y complejas: Una contraseña robusta es clave para proteger las cuentas. Deben ser largas, combinando letras, números y caracteres especiales. No reutilizar contraseñas en diferentes cuentas y utilizar un administrador de contraseñas puede ser de gran ayuda.


6. Implementar la autenticación en dos pasos: Activar este segundo factor de seguridad añade una capa extra de protección, impidiendo el acceso incluso si alguien obtiene nuestras credenciales.


7. Utilizar una conexión a Internet segura: Asegurar la conexión Wi-Fi con una contraseña fuerte y configurar adecuadamente el router es crucial. En redes públicas, es ideal usar una VPN y, para ingresar información sensible, preferir el uso de datos móviles.


8. Realizar copias de seguridad de la información: Hacer backups de los datos importantes es fundamental para protegerse en caso de robo, pérdida de dispositivos o infecciones de malware. Conocer cómo realizar correctamente estas copias es esencial.


9. Cerrar cuentas que ya no se usen: Las cuentas obsoletas pueden ser vulnerables. Cerrarlas reduce el riesgo de que la información personal en ellas sea utilizada en nuestra contra.


10. Contar con una solución de seguridad: Complementar todas estas prácticas con una solución de seguridad robusta que proteja contra phishing, malware y sitios sospechosos es esencial para mantener nuestras cuentas seguras.


"Así como los cibercriminales actualizan sus estrategias, es crucial que los usuarios mantengan sus cuentas protegidas. Las soluciones de ESET ofrecen múltiples funcionalidades para cubrir las necesidades actuales, desde acciones remotas en caso de robo hasta la eliminación de datos del dispositivo", sumó Gutiérrez Amaya, Jefe del Laboratorio de Investigación de ESET Latinoamérica.


Comments


bottom of page