top of page

El uso IA generativa permite ahorrar un 20% del tiempo de la producción de contenidos a las empresas

La adopción de la inteligencia artificial generativa está transformando la comunicación corporativa, ofreciendo eficiencia y oportunidades sin precedentes. Sin embargo, junto con los beneficios vienen desafíos éticos importantes que deben abordarse.



La consultora McKinsey, en colaboración con EAE Business School, ha revelado que el uso de IA generativa puede reducir hasta un 20% el tiempo dedicado a la producción de contenidos en empresas. Esta eficiencia se traduce en un aumento significativo de la productividad, lo que permite a las organizaciones abordar de manera más ágil las demandas del mercado.


Según Enrique San Juan, profesor de EAE Business School y autor del informe, la rapidez y precisión con la que los sistemas generativos de IA pueden producir contenido son incomparables con las capacidades humanas. San Juan destaca que mientras que un humano tardaría varios minutos en redactar un post de 300 palabras, un sistema como ChatGPT puede hacerlo en tan solo segundos.


El informe también revela que el 61% de los profesionales de la comunicación ya están utilizando IA en sus lugares de trabajo, y un impresionante 89% espera que la IA se convierta en la norma en los próximos meses. Esto subraya la rápida adopción y aceptación de esta tecnología en el ámbito empresarial.


San Juan destaca que la IA, especialmente los modelos de lenguaje generativo como ChatGPT, están transformando la comunicación corporativa al permitir una comunicación más eficiente, personalizada y en tiempo real. Sin embargo, también señala que la IA plantea desafíos éticos importantes, como la privacidad, la discriminación y la desinformación.


Además, el informe destaca que el 90% de los profesionales de marketing están utilizando herramientas de IA para automatizar las interacciones con los clientes, lo que indica una tendencia creciente hacia la personalización y la eficiencia en las estrategias de marketing.


En cuanto a los desafíos éticos, San Juan subraya la necesidad de una formación continua y una adaptación organizacional para aprovechar al máximo las ventajas que ofrece la IA. También enfatiza la importancia de desarrollar políticas y procedimientos para garantizar un uso ético y transparente de la IA en todos los procesos empresariales.


En resumen, si bien la IA generativa ofrece enormes beneficios en términos de eficiencia y personalización, es fundamental abordar los desafíos éticos y garantizar que su adopción se realice de manera responsable y transparente en el mundo empresarial.



Comments


bottom of page