top of page

Fintech y Blockchain: el dúo dinámico de las finanzas digitales

Actualizado: 14 oct 2022

La tecnología blockchain está revolucionando todas las industrias, pero ninguna de forma tan profunda como la del sector financiero. Promete transacciones rápidas, seguras, más transparentes y menos burocráticas. Pero, ¿qué sucede en la región?


La mayoría de los gigantes financieros han comenzado a invertir fuerte en investigación y desarrollo de blockchain para sus negocios, por lo que, junto con las nuevas empresas tecnológicas que irrumpen en los servicios bancarios tradicionales, ha llegado un nuevo futuro: el de las finanzas descentralizadas o DeFi (por sus siglas en inglés).


En pocas palabras, DeFi es la fusión de las FinTech con blockchain. Aunque los dos no son lo mismo, hay muchos puntos de encuentro entre sus usos. Este matrimonio de tecnologías utiliza protocolos transparentes que eliminan al intermediario, lo cual ha profundizado la competencia en los sectores bancarios y financieros al reducir las tarifas de transacción y brindar más beneficios para sus clientes.


“Las plataformas DeFi plantean la evolución de los instrumentos financieros tradicionales, en activos digitales gestionados mediante smart contracts —explica Noelia Navarro, gerente de Blockchain de EY Centroamérica, Panamá y República Dominicana—. Por ejemplo, con la tecnología blockchain es posible pedir préstamos colateralizados sin tener un banco de por medio. La persona o empresa debe nada más interactuar con el contrato inteligente para gestionarlo. Además, su monto de garantía se ejecuta de manera automática en caso de no pago. Ejemplos así ilustran cómo el modelo de la banca tradicional puede ser transformado por estos nuevos mercados financieros sobre la tecnología blockchain”.


Todo más claro

Blockchain es una forma descentralizada de registrar transacciones digitalmente que no puede ser manipulada ni controlada por gobiernos, bancos o empresas. Esta tecnología ayuda a las FinTech al ofrecer una contabilidad digital distribuida, descentralizada, transparente e inmutable, lo que proporciona un nuevo tipo de libertad y seguridad.

“A diferencia de modelos tradicionales, en los que las transacciones y datos eran almacenados en servidores generalmente centralizados y, en ocasiones, dependientes de terceros o intermediarios, la naturaleza encriptada y descentralizada de Blockchain han creado una mayor confianza entre los clientes, quienes tienen la certeza de que sus datos y operaciones están respaldados en los ordenadores de las cadenas de bloques o bajo protocolos de smart contracts, que representan un menor riesgo para las partes”, aporta Jamez Hernández, presidente y cofundador de Trust Corporate.


Entre las principales ventajas de cara a los usuarios, blockchain permite reducir los costos por transacción. Por ejemplo, una transferencia internacional de 10.000 dólares por canales tradicionales puede significarle a un cliente alrededor de 200, sumando las tarifas y tasas de cambio, mientras que usando blockchain puede ser de tan solo un dólar. También reduce y hasta elimina el retraso en los pagos en línea, además de hacer que los procesos financieros sean más seguros, inmutables y cristalinos.


Otro beneficio es la “democratización” de los servicios financieros, al ponerlos a disposición de la población no bancarizada, aquella que no tiene acceso al sistema bancario estándar en sus países. Además, los contratos inteligentes implícitos en blockchain eliminan el papeleo al automatizar la transferencia de divisas después de que se cumplan ciertas condiciones previas. A largo plazo, también puede reducir drásticamente la huella de carbono, haciéndolo mejor para el medio ambiente.


Muchos conciben a blockchain como una revolución contra los supuestamente “malvados y codiciosos bancos”. Sin embargo...


Acceda a la nota completa en el nuevo número de la revista digital


Comments


bottom of page