top of page

¿IA para mascotas? Acá no hay gato encerrado

¿Cansado de que su felino le traiga presas como "regalitos"? Un nuevo sistema de puerta para animales usa tecnología de reconocimiento para evitar esas desagradables sorpresas.

La empresa emergente Flappie Technologies lanzó al mercado una puerta inteligente para gatos la cual utiliza IA para detectar las presas que los felinos pueden traer al interior de la casa y bloquear el acceso a su entrada. De acuerdo con Whatsnew, la puerta luce como una clásica solapa para mascotas, que incluye un detector de movimiento, una cámara infrarroja y un sistema de iluminación para tener capacidad de visión nocturna.


Por su parte, los componentes del sistema son operados por un algoritmo personalizado que se encarga de inspeccionar la cara del gato con el fin de determinar si lleva o no una presa. En el caso de detectar una presa, la puerta activará un mecanismo de bloqueo que le impide la entrada al felino hasta que deje su carga fuera del hogar.



Asimismo, la tecnología de microchip programada por Flappie inspecciona a los gatos que pertenecen al hogar y solo a estos les permite la entrada. Además, cuenta con una aplicación llamada Flappieverse, la cual le permite a los dueños integrar a su mascota en los sistemas de hogar inteligente y brinda información sobre su comportamiento.

Es importante mencionar que la solapa de gato de Flappie Tech es la primera en llegar al mercado con tecnología de IA. Sus creadores consideran que esta innovación viene a cerrar una brecha social y de comunicación de larga data entre los gatos y sus humanos cuidadores, ya que le permite a los gatos que aprendan a dejar sus presas afuera para poder ingresar a su hogar.


Gracias a la tecnología de microchip programada por la empresa, la puerta tiene la capacidad de verificar a los gatos que pertenecen al hogar, evitando la entrada de gatos no deseados. Además, la aplicación en el Flappieverse brinda a los dueños un mejor control estadístico, integrado en algunos sistemas inteligentes del hogar.


Commentaires


bottom of page