top of page

La inteligencia artificial de Meta no llegará a Europa

El pedido de la DPC de retrasar el desarrollo de IA de la empresa marca un desafío significativo para la innovación en el Viejo Continente.

La creación de tecnología de IA en Europa enfrenta un nuevo desafío con el reciente pedido de la Comisión Irlandesa de Protección de Datos (DPC), en representación de las Agencias de Protección de Datos europeas, de retrasar el entrenamiento de los modelos de lenguaje a gran escala (LLMs) de Meta. Esta solicitud, que afecta el uso de contenido público compartido por personas adultas en Facebook e Instagram, representa un retroceso significativo para la innovación y la competencia en el desarrollo de IA en el continente.


Desde marzo, Meta ha trabajando estrechamente con los reguladores, incorporando su retroalimentación y compartiendo información detallada sobre sus prácticas. A pesar de estos esfuerzos, la decisión de la DPC introduce una demora que impacta la capacidad de ofrecer los beneficios de la IA a los ciudadanos europeos. La compañía está convencida de que su enfoque no solo cumple con las leyes y regulaciones europeas, sino que también es más transparente en comparación con muchos de sus competidores en la industria.


El compromiso de Meta con la transparencia y la responsabilidad en el desarrollo de IA es firme. La empresa cree que sin la inclusión de información local en el entrenamiento de sus modelos, la experiencia que puede ofrecer en Europa se verá comprometida, quedando relegada a una calidad inferior en comparación con otras regiones. Esta situación pospone el lanzamiento de la IA de Meta en Europa, limitando el acceso de los ciudadanos europeos a los avances tecnológicos que el resto del mundo ya está comenzando a disfrutar.


A pesar de este obstáculo, la empresa continuará trabajando de manera colaborativa con la DPC para garantizar que las personas en Europa puedan acceder y beneficiarse del mismo nivel de innovación en IA que el resto del mundo. Este período de retraso también permitirá a la empresa atender solicitudes específicas del regulador británico, la Oficina del Comisionado de Información (ICO), con el objetivo de mejorar la experiencia de los usuarios antes de proceder con el entrenamiento de sus modelos.


Comments


bottom of page