top of page

Por primera vez, una IA negoció un contrato legal sin intervención humana

La firma británica Luminance desarrolló un sistema de inteligencia artificial que puede analizar y modificar contratos de manera automática, liberando a los abogados de tareas rutinarias. ¿Podría esta innovación revolucionar la forma en que se trabajan los acuerdos legales?


Una inteligencia artificial demostró su capacidad para negociar un contrato de manera autónoma con otra inteligencia artificial, sin la intervención de seres humanos.


La firma británica de IA, Luminance, desarrolló un sistema de IA basado en su propio modelo de lenguaje grande (LLM) propietario para analizar y realizar cambios en contratos de forma automática. Los LLM son un tipo de algoritmo de IA que puede lograr un procesamiento y generación de lenguaje de propósito general.


Jaeger Glucina, jefa de personal y directora gerente de Luminance, explicó que la nueva IA de la compañía tiene como objetivo eliminar gran parte de la documentación que los abogados suelen completar en su día a día.


En palabras de Glucina, Autopilot "maneja las negociaciones diarias, liberando a los abogados para que utilicen su creatividad donde más importa, en lugar de quedar atrapados en este tipo de trabajo. Se trata de IA negociando con IA, desde la apertura de un contrato en Word hasta la negociación de los términos y su envío a DocuSign", dijo en una entrevista con CNBC. "Luminance Autopilot no solo está legalmente entrenado, como hemos destacado como muy importante, sino que también comprende su negocio".


La característica Autopilot de Luminance es mucho más avanzada que Lumi, el chatbot de Luminance similar a ChatGPT.


Esta herramienta, según Luminance, está diseñada para actuar como un "copiloto legal" y permite a los abogados realizar consultas y revisar partes de un contrato para identificar posibles problemas.


Con Autopilot, el software puede funcionar de forma independiente, aunque los humanos aún pueden revisar cada paso del proceso, y el software mantiene un registro de todos los cambios realizados por la IA.



CNBC observó la tecnología en acción en una demostración en las oficinas de Luminance en Londres. El proceso es muy rápido: las cláusulas se analizaron, se realizaron cambios y el contrato se finalizó en cuestión de minutos.


En la demostración, hay dos abogados en cada lado del acuerdo: el abogado general de Luminance y el abogado general de uno de los clientes de Luminance, la firma de investigación ProSapient.


Dos monitores a cada lado de la habitación muestran fotos de los abogados involucrados, pero las fuerzas que impulsan el análisis del contrato, escrutan su contenido y hacen recomendaciones son completamente IA.


En la demostración, los negociadores de IA discuten un acuerdo de no divulgación, o NDA, que una de las partes quiere que la otra firme. Los NDA son una preocupación en la profesión legal, en parte porque imponen límites estrictos de confidencialidad y requieren un escrutinio prolongado.


"Los equipos comerciales a menudo esperan a los equipos legales para completar sus NDA a fin de avanzar a la siguiente etapa", explicó Glucina. "Por lo tanto, puede obstaculizar los ingresos, las asociaciones comerciales y las transacciones comerciales en general. Al eliminar este obstáculo, tendrá un gran impacto en todas las partes del negocio".


Glucina afirmó que los equipos legales pasan aproximadamente el 80% de su tiempo revisando y negociando documentos rutinarios.


El software de Luminance comienza resaltando las cláusulas conflictivas en rojo. Estas cláusulas se modifican para ser más adecuadas, y la IA registra los cambios realizados a lo largo de su progreso en un costado. La IA tiene en cuenta las preferencias de las empresas en cuanto a cómo suelen negociar contratos.


Por ejemplo, el NDA sugiere un plazo de seis años para el contrato, lo cual va en contra de la política de Luminance. La IA reconoce esto y redacta automáticamente un plazo de tres años en su lugar.


Luminance no reveló cuánto cuesta adquirir su software. La compañía vende planes de suscripción anuales que permiten a usuarios ilimitados acceder a sus productos, y sus clientes incluyen a empresas como Koch Industries y Hitachi Vantara, así como a consultoras y bufetes de abogados.


Fundada en 2016 por matemáticos de la Universidad de Cambridge, Luminance proporciona software de análisis de documentos legales destinado a ayudar a los abogados a ser más eficientes.


La compañía utiliza una plataforma basada en IA y aprendizaje automático para procesar conjuntos de datos legales grandes, complejos y fragmentados, lo que permite a los gerentes asignar fácilmente tareas y realizar un seguimiento del progreso de todo un equipo legal.


Comentarios


bottom of page