top of page

¿Por qué Google no muestra su competidor de ChatGPT?

John Hennessy, presidente de Alphabet, casa matriz de Google, explicó las razones por las que el gigante tech duda en revelar su chatbot de IA generativa.

Google parece haber sido tomado por sorpresa por el suceso de ChatGPT y la irrupción de la inteligencia artificial (IA) generativa entre el público general, un ámbito que muchos daban por sentado que lideraba.


La semana pasada, el gigante dio una decepcionante conferencia en la que, se suponía, iba a mostrar más funciones de Bard, su tecnología similar al popular chatbot, y contrarrestar los recientes anuncios de Microsoft y su alianza con OpenAI para dotar al buscador Bing y el browser Edge con funciones derivadas de ChatGPT.


Pero todo resultó en una presentación que lució incómoda e improvisada, en la que los voceros repasaron tecnologías ya anunciadas, hicieron referencias a productos que aún no están disponibles y hasta uno de los presentadores perdió su teléfono móvil, lo cual frustró la realización de una demostración en vivo.


Como resultado, las acciones de la empresa cayeron más de un 7%, perdiendo unos US$100.000 millones en valor de mercado. Poco después, salieron a luz críticas de los propios empleados de Google, que en foros internos calificaron la conferencia como "apresurada", "fallida" y "miope", y criticaron la estrategia del CEO, Sundar Pichai.



¿Qué es lo que sucede en la compañía? "Creo que Google duda porque cree que todavía no está realmente listo para un producto, aunque creo que, como vehículo de demostración, es una gran pieza de tecnología", dijo John Hennessy, chairman de Alphabet, la compañía madre de Google.


El ejecutivo se expresó en una cumbre organizada por la firma de riesgo Celesta Capital en California, donde habló sobre las tendencias para 2023 y se refirió a la situación de Google en el súbito torbellino de interés por la IA generativa.


Hennessy afirmó que Google tardó en lanzar su competidor ChatGPT en parte porque todavía da respuestas incorrectas. “No quieres lanzar un sistema que dice cosas equivocadas o, veces, tóxicas”, dijo Hennessy durante la conferencia. Para él, la industria tecnológica tiene que ser “un poco más cuidadosa con la situación que creamos en la sociedad civil”.


El presidente de Alphabet dijo que las compañías están tratando de resolver cómo llevar la IA generativa al mercado mientras aún da respuestas inexactas, y en lo personal cree que esta tecnología todavía tiene uno o dos años por delante para ser útil a una escala más amplia.


“Creo que estos modelos todavía están en los primeros días, descifrando cómo incorporarlos a un flujo de productos y hacerlo de una manera que sea sensible a lo correcto, así como a problemas como la toxicidad”, dijo el directivo a CNBC. “Creo que la industria está luchando con eso”.


El chairman reconoció que quedó sorprendido con las habilidades de ChatGPT. “Estoy impresionado con la calidad de la capacidad del lenguaje natural tanto para interpretar una consulta como para responderla; la función generativa. Estoy impresionado de que logre, al menos en un nivel bastante superficial, hacer muchas cosas bien”.


Sin embargo, el ejecutivo se negó a comentar sobre la reacción del público al anuncio de Bard de Google la semana pasada.


Hennessy tiene una amplia experiencia en tecnología, fue profesor, investigador y fundador de empresas, y se desempeñó como presidente de la Universidad de Stanford durante 16 años.


Comentários


bottom of page