top of page

Siete tendencias que definieron el ecosistema de pagos de América Latina en 2022

Finanzas abiertas, tarjetas contactless y billeteras digitales estuvieron entre los métodos de un año que cerró con unas 111 billones de transacciones en línea.

La firma de pagos globales BPC analizó el panorama transaccional y de adopción en Latinoamérica y cómo están cambiado los hábitos y preferencias del consumidor final para atender sus necesidades financieras.


Según el informe Payments 2025 & Beyond, realizado por PwC, se espera que para el año 2030 los pagos electrónicos en el mundo se tripliquen y superen los tres billones de operaciones. La consultora destacó que, para 2025, las transacciones online crecerán un 82%, pasando de un billón a 1,8 billones de operaciones globales, y que en Latinoamérica se lleguen a las 111 billones de transferencias en línea.


Para Mauricio Fernández, director de Operaciones Américas de BPC, “el sistema de pagos de la región es dinámico, activo y continúa con su proceso de transformación. La tecnología es el gran impulsor de soluciones digitales que hoy proponen un cambio en la forma como las instituciones financieras y de procesamiento de pagos se relacionan con sus clientes”.

Mauricio Fernández - BPC

A continuación, BPC destaca cuáles fueron las siete tendencias principales de pago en América Latina en 2022:


1. Finanzas Abiertas: Su aplicación define una nueva y completa experiencia para cada industria pueda ofrecer a sus clientes. Este modelo que tiene como base la innovación tecnológica promueve un concepto más amplio de lo que son los servicios financieros tradicionales en donde se crean experiencias integradas, como puede ser la integración de cuentas, poder realizar ventas cruzadas, manejo de cartera, programas de fidelización y respuestas en tiempo real.


“Latinoamérica avanza en la creación de una regulación que estimule la participación de los diferentes actores del ecosistema financiero. Países como México, Colombia y Chile ya cuentan con modelo de Ley Fintech, que además de establecer un marco regulatorio para ciertos servicios con una base tecnológica, transfiere beneficios para los usuarios como pueden ser la disminución en los precios; la creación de productos personalizados y la inclusión de nuevo actores y métodos transaccionales”, explica Fernández.


2. Billeteras digitales: Su apropiación en la población permite realizar transferencias de persona a persona (P2P), envío y recepción de fondos, compra de productos y servicios, pagos de servicios y recargas telefónicas, todo desde una única aplicación. El informe Radar Fintech & Incumbentes 2021, del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), destacó que en América Latina soluciones como las billeteras digitales crecieron con respecto al 2020 en un 22% en México, 31% en Colombia y 36% en Chile. Por su parte, según un estudio de Juniper Research, señaló que el valor de las transacciones de las billeteras digitales por este método alcanzarán los US$7,5 billones en el mundo al concluir el 2022, y que para el 2026, el 60% de la población global las utilizará en su día a día.

3. Soluciones en la nube: La banca tradicional, las fintech y los neobancos que adoptan tecnologías como SaaS (Software as a Service), consiguen crear una plataforma propia para ofrecer productos y servicios digitales, donde se pueden actualizar soluciones y lanzarlas al mercado a gran velocidad, promoviendo la innovación en sus herramientas. Según destacó Deloitte, se espera que para el 2022 su mercado alcance los US$317.000 millones.


“Cualquier SaaS, servicio de pagos, tarjetas digitales o empresas de tecnología financiera requiere contar con algo más que el uso de la tecnología para llegar a sus clientes. Necesitan el soporte de un experto en procesamiento de pagos, servicios de banco y tener las conexiones y alianzas adecuadas con los comercios locales. La utilización de la nube elimina la fricción y facilita la implementación de plataformas modernas en tiempo real y con alta disponibilidad”, señala Fernández.


4. Pagos QR: Esta tendencia se popularizó durante la pandemia en la región, es un modelo que cada vez cobra mayor interés debido a su facilidad de adopción por parte de los establecimientos y la facilidad de uso por parte de los usuarios, permitiendo a los comercios, pequeños locales y vendedores independientes entre otros, aceptar pagos y transferencias en tiempo real, sin la necesidad de usar una terminal POS (Datafono) y que, además, evita el uso el dinero físico.


5. Buy Now, Pay Later: El método conocido como "Compre ahora y pague después" permite a los usuarios realizar transacciones y adquirir los productos inmediatamente, con la posibilidad de realizar el pago fraccionado posteriormente, sin intereses. Según el informe Impulsores del Cambio en los Pagos: Modernización de los Pagos para crear un nuevo valor de BPC, se prevé que este modelo alcance los US$3,98 billones en el mundo.


6. Tarjetas contactless: El uso de la nueva generación de este método de pago son una alternativa digital a la tarjeta bancaria física y tradicional. No sólo es fácil de usar y expedir por partes de las instituciones financieras, sino que ayuda a prevenir el fraude debido que se encuentra basado en la norma de Seguridad de Datos para la Industria de Tarjeta de Pago (PCI DSS). Según el informe publicado de BPC La Anatomía del Nuevo Estafador, se espera que durante los próximos cinco años el mercado de pagos en el mundo pierda hasta US$200.000 millones.


7. Soluciones específicas: Con la aparición de nuevos actores como las fintechs y los neobancos se incrementó la necesidad de abordar experiencias concretas para los nuevos usuarios que están llegando al ecosistema transaccional. La habilitación rápida de servicios, mediante soluciones SaaS (Software como Servicio), en la nube y bajo una estrategia de API, que permitan atender de forma oportuna y rentable a la población de Latinoamérica.


“La modernización de las plataformas de pago para los bancos, los proveedores de servicios transaccionales y otras entidades que ofrecen soluciones enfocadas en los métodos de adopción están evolucionando de manera acelerada en América Latina, donde el acceso a productos y servicios financieros basados en la tecnología están impulsando las transacciones digitales y que gracias a su propia naturaleza son capaces de llegar a diferentes sectores de la población con soluciones innovadoras y ajustadas a las necesidades particulares de las personas”, concluyó el ejecutivo de BPC.



Commentaires


bottom of page