top of page

Transformación digital impulsa la gestión energética en centros de datos

Se estima que el crecimiento de la gestión de la infraestructura de data centers supere los US$213.000 millones este año.

En un mundo donde la transformación digital se expande aceleradamente tras la pandemia, la gestión de la infraestructura de centros de datos demanda soluciones más robustas y beneficiosas para diversos segmentos del mercado. Se estima que el crecimiento en la gestión de infraestructura de centros de datos alcanzará los US$213.240 millones este año, y en cinco años, llegará a los US$287.670 millones, con una tasa compuesta anual del 6,17% entre 2024 y 2029, según Mordor Intelligence.


Este crecimiento impulsará la demanda por monitorear, administrar y optimizar equipos de TI, tanto de manera física como remota, mediante tecnologías en la nube. El tráfico de datos es el motor de esta tendencia. Según el informe Cisco Global Cloud Index, el tráfico IP global en los centros de datos alcanzará 351 exabytes por mes en 2024, con el tráfico IP de la nube representando más del 60% del total.


En respuesta a este crecimiento, se espera que el consumo global de electricidad por parte de los centros de datos aumente entre un 35% y un 55% entre 2022 y 2024, alcanzando entre 620 y 720 TWh en 2024, según el informe de IDC sobre el mercado de centros de datos.



José Alberto Llavot, BDM & Presales Engineering Manager de Schneider Electric, enfatiza que las empresas buscan operar una infraestructura de TI más resistente, segura y sostenible en cualquier lugar. En 2023, Schneider Electric innovó su portafolio de software EcoStruxure IT para supervisar y gestionar infraestructuras de TI híbridas en expansión. Este año, la compañía amplía sus soluciones hacia otros segmentos del mercado.


El EcoStruxure IT se utiliza para monitorear, medir y gestionar centros de datos en segmentos comerciales e industriales, ofreciendo soluciones basadas en la nube que optimizan el consumo y uso de energía en diversos sectores como hoteles, retail y entidades bancarias. Dicha solución permite a las empresas monitorear su infraestructura física de TI y visibilizarla desde cualquier lugar, brindando herramientas para gestionar activos de manera remota, realizar mantenimiento preventivo y recibir recomendaciones basadas en datos para mitigar riesgos de seguridad y fallas.


Para el sector minorista, el monitoreo centralizado de infraestructura de TI asegura un rendimiento óptimo de los sistemas y tecnologías en todas sus tiendas, permitiendo identificar y solucionar rápidamente problemas como caídas del sistema o fallos en servidores. Esto garantiza operaciones sin interrupciones y un servicio al cliente continuo. En el sector de alimentos y bebidas, empresas como Nestlé han demostrado los beneficios de estas soluciones. A través de un proyecto integral, Nestlé ha logrado una disponibilidad de datos 24/7, máxima redundancia, reducción del consumo de energía y menor huella de carbono.


Comments


bottom of page