top of page

Analítica e IA para el crecimiento de negocios en la región

Las organizaciones que utilizan la analítica pueden diferenciarse ampliamente de sus competidores, obtener mejores resultados y competir de manera efectiva en el mercado.

Los constantes cambios que se generan en el mundo empresarial y en los mercados, han obligado a las organizaciones a tomar decisiones efectivas de forma casi inmediata. Sin embargo, esto se complica cada vez más para los equipos directivos debido a la gran demanda de datos e información que se genera día a día.


Bajo este contexto, donde la información se vuelve aún más relevante para los negocios de cualquier industria contar herramientas que permitan realizar la simplificación de esos datos, y convertirlos en información puntual y real. Dentro de ello, la analítica se convierte en una pieza fundamental.


De acuerdo con Héctor Cobo, VP Regional para SAS México, Caribe y Centroamérica, la analítica se encarga de realizar el análisis de innumerables hileras de números y cifras que se generan dentro de la empresa y el mercado a diario. Asimismo, esta realiza cálculos complejos de forma rápida, poniendo en manos de los tomadores de decisiones dentro de las organizaciones los resultados para tener una mejor visión de lo que sucede en el negocio, y así determinar el camino que se tomará en el mediano y largo plazo.



“Cada vez que realizamos una compra, vemos una película por streaming, utilizamos nuestros dispositivos móviles, utilizamos asistentes virtuales como Siri o Alexa, entre muchas otras acciones, generamos datos. La analítica toma estos datos y los traduce a un lenguaje en que los podamos entender, y que les revela a las empresas cosas que de otro modo pasarían por alto”, explicó Cobo.


Agregó que al acercar a los usuarios mayor insights derivados del análisis de los grandes volúmenes de datos (Big Data), se enriquecen las aplicaciones y se automatiza la toma de decisiones. Indicó también que se pueden responder las preguntas más complejas, mejorando así los procesos de las organizaciones.


“Hoy la analítica es una parte esencial de las empresas. Ya no es una opción. Es una herramienta estándar que permite a las empresas profundizar en sus datos para extraer conocimientos valiosos e impulsar su crecimiento”, explicó Cobo.



Para el experto existen siete formas en que el uso de la analítica y la inteligencia artificial puede impulsar el crecimiento de las empresas. Dentro de estas destaca el seguimiento del comportamiento de los consumidores en las tiendas físicas y en línea, además, el Big Data puede ser utilizado para optimizar la logística.


Asimismo, la analítica puede brindar protección a los datos, así como innovación a las instituciones financieras. Hay información que siempre será sensible, sin embargo, ofrecer transparencia a los clientes puede ser una ventaja para una marca, con la implementación de más regulaciones para la protección de datos personales.


En el caso de las empresas de telecomunicaciones, la analítica les contribuye a combatir el fraude, comunicarse efectivamente con los clientes mediante canales físicos y digitales, personalizar ofertas y publicidad.


“Al dejar atrás los procesos manuales y la utilización de hojas de cálculo, para integrar la analítica a las operaciones y toma de decisiones, se abre un amplio abanico de posibilidades en prácticamente todas las actividades de una organización. Al mismo tiempo, le permite modernizarse e innovar en un contexto en el que la pandemia aceleró la transformación digital, el trabajo remoto, el comercio electrónico y la adopción a la nube. Y en el que ninguna empresa puede darse el lujo de quedarse atrás y poner en riesgo su permanencia en el mercado”, afirmó Cobo.


Comments


bottom of page