top of page

Controversia con Levi's por querer usar modelos creados por IA para mostrar "diversidad"

La reconocida marca de jeans anunció que empleará avatares digitales hiperrealistas como modelos de ropa, pero tuvo que volver tras sus pasos por las críticas que recibió de la opinión pública.

Una de las modelos diseñadas por IA para Levi's.

La inteligencia artificial continúa revolucionando el mundo digital y cada vez vemos más marcas y empresas que buscan incorporar dicha tecnología en su estrategia de marketing. Este es el caso de la reconocida marca de moda Levi Strauss & Co, quienes anunciaron su alianza con Lalaland.ai, estudio de modelos digitales holandés que le ayudará a crear avatares personalizados mediante la IA.


La alianza tiene como objetivo aumentar la diversidad entre sus modelos. En la actualidad, Levi's cuenta, tanto en su página web como en la aplicación móvil, con modelos que lucen los diferentes productos que ofrecen. Sin embargo, desde la empresa indicaron que su público se siente más cómodo al comprar si ven modelos que sean similares a ellos. Es por tal motivo que decidieron integrar esta tecnología con el fin de diversificar el tamaño, tipo de cuerpo, edad y color de piel de los modelos humanos, brindando una experiencia de compra personal e inclusiva.



Sin embargo, el anuncio original no fue bien recibido por la opinión pública y dejó varias preguntas sin respuesta. La marca no indicó en qué plataformas estarían disponible los modelos de IA o si estos serían personalizables por el usuario. Asimismo, afirmaron que con esta iniciativa serían más sostenibles, pero no explicaron cómo.


El anuncio también alzó la duda sobre cuántos modelos reales serán afectados por el experimento, ya que la marca ha intentado desde 2020 reducir costos operativos. Originalmente, la firma comentó que no creían que los modelos generados por IA fueran "una única solución" para promover la diversidad, equidad e inclusión y que no buscaban reemplazar modelos reales con la tecnología, sino que este desarrollo los complementara para crear una experiencia de compra más personal para sus clientes.



Ante tantas dudas sobre el experimento, la marca se vio en la necesidad de calmar a su público indicando que no planean reducir el uso de modelos reales o sesiones de fotos en vivo. Además, reconocieron que su alianza Lalaland “no debería haberse confundido” con los compromisos de diversidad, equidad e inclusión de la empresa.


“Nos damos cuenta de que existe una sensibilidad comprensible en torno a las tecnologías relacionadas con la IA, y queremos aclarar que este piloto es algo que estamos en camino de experimentar más adelante este año con la esperanza de fortalecer la experiencia del consumidor”, indicó el comunicado aclaratorio que la compañía tuvo que lanzar para calmar los ánimos.


Comments


bottom of page