top of page

De la web estática a la web sensorial emotiva


Por Fabiola Montero, profesora de la Facultad de Informática, Electrónica y Comunicación de la Universidad de Panamá.


La World Wide Web comprende un conjunto de datos, aplicaciones y servicios interconectados mediante enlaces de hipertexto que funcionan a través de internet y que, debido a su rápido avance y extensión, se ha convertido en la mayor fuente de información del mundo, ya que dicho recurso es utilizado por las personas para el desarrollo de sus distintas actividades diarias.


Sin embargo, la web que manejamos actualmente no es la misma, ya que desde sus inicios se ha mantenido en constante evolución, logrando alcanzar hasta el momento cinco versiones, de las cuales brindaremos mayores detalles a continuación.


La primera versión, la web 1.0, surgió en los años 90 y ha sido conocida como web estática ya que en ella solo se podía acceder a información en formato texto, sin la posibilidad de interactuar, por lo que el usuario era considerado como un sujeto pasivo. Es caracterizada por ser unidireccional, puesto que solo los administradores de la web cargaban información y los usuarios simplemente eran lectores sin otras alternativas.



En 2004, nació la web 2.0 conocida como web social puesto que ofrecía nuevos recursos como son los foros, blogs, wikis y redes sociales, que permiten compartir información. A diferencia de la web 1.0, esta versión se basa en comunidades de usuarios que fomentan la colaboración, el intercambio ágil de información, permitiendo la fácil interacción entre ellos, razón por la cual el usuario pasa a ser más activo, a través de la creación de contenido, lo que hizo posible que la web evolucionara de manera significativa.


Dos años después, surge la web 3.0, pero no fue hasta el 2010 que se hizo funcional. Esta versión es asociada a la semántica, ya que emplea los datos de manera más eficiente por medio de metadatos semánticos u ontológicos, definiendo las estructuras de contenidos y las relaciones entre los datos. Característica que permite la realización de búsquedas más personalizadas con información y contenidos adaptados a sus preferencias.


Posteriormente, la web 4.0, conocida también como el internet inteligente o la web ubicua, tuvo sus inicios en el año 2016, centrándose en ofrecer un comportamiento más inteligente y predictivo que proporciona soluciones automáticas basadas en la información existente ante situaciones como la compra de un boleto de avión, la reservación de un hotel, verificación del tráfico con rutas alternativas y acciones ante emergencias de salud, entre otras.


Esta evolución de la web está basada en distintas tecnologías, como la inteligencia artificial, big data, internet de las cosas, computación en la nube y el aprendizaje de máquinas, lo cual ha permitido el desarrollo de múltiples técnicas de procesamiento de la información tratando de semejarse al cerebro humano en lo que respecta a la toma de decisiones. Lo anterior podemos observarlo en los avances de los asistentes de voz como Siri, Cortana, Alexa, y otros.


Como es de esperarse, la evolución de la web continua con la web 5.0, la cual aún se encuentra en desarrollo. Sin embargo, ya es posible comprender su propósito, el cual radica en la incorporación de las emociones por medio de dispositivos que reconozcan la sensación que genera un texto, una foto o un video y con capacidad de interacción total para medir lo que siente el usuario.


En este sentido, esta versión estará encaminada a identificar las emociones de los usuarios para recopilar datos, categorizar y registrar la frecuencia de los sentimientos que causan y así lograr mapear las emociones, tener una visión del sentir del usuario y personalizar experiencias que lo conmuevan, aspectos que resultarán en el incremento de la calidad de las diferentes aplicaciones de la web y razón por la cual ha sido denominada la web sensorial emotiva.


Los resultados alcanzados por la evolución de la web con el paso del tiempo siguen en incremento, ya que paralelamente se ha avanzado en el desarrollo de herramientas, aplicaciones, plataformas, recursos, estándares e infraestructuras necesaria para su perfeccionamiento y progreso. Este desarrollo tecnológico masivo tiene como resultado la constante evolución de la web, ya que la web 5.0 nos brinda un panorama prometedor que nos prepara para nuevos entornos.


Comments


bottom of page