top of page

Donald Trump se sumó a TikTok, la red que intentó prohibir en 2020

Envuelto en polémicas y condenas judiciales, el exmandatario sorprende al abrir un perfil en la red social y lograr más de 3 millones de seguidores en su primer día. ¿Una estrategia para captar votos jóvenes?

El expresidente Donald Trump, conocido por su hábil manejo de las redes sociales, ha dado un nuevo giro en su estrategia digital al unirse a TikTok, la popular plataforma de videos cortos que él mismo intentó prohibir durante su mandato por razones de seguridad nacional. En apenas un día desde la creación de su cuenta, Trump ha atraído a tres millones de seguidores, marcando un hito significativo en su campaña presidencial para las elecciones de noviembre de 2024.


La decisión de unirse a TikTok, anunciada el pasado sábado, parece estar motivada por el deseo de conectar con un electorado más joven, crucial para cualquier campaña presidencial moderna. La cuenta de Trump, bajo el nombre @realdonaldtrump, debutó con un video de lanzamiento que rápidamente acumuló más de 56 millones de visualizaciones.


El movimiento de Trump en TikTok es particularmente interesante en el contexto de la campaña de reelección del actual presidente Joe Biden, quien también está presente en la plataforma con más de 340.000 seguidores. A pesar de que Biden ha firmado una ley que podría prohibir TikTok si su empresa matriz china, ByteDance, no vende la aplicación, su equipo de campaña ha reconocido la importancia de esta red como herramienta para llegar a los votantes.


ByteDance está en medio de una batalla legal para desafiar la ley que exige la venta de TikTok antes de enero próximo para evitar su prohibición en Estados Unidos. La administración de Biden ha mantenido la postura de que la propiedad china de TikTok representa un riesgo para la seguridad nacional, aunque TikTok ha insistido en que no comparte datos de usuarios estadounidenses con el gobierno chino y que ha implementado medidas significativas para proteger la privacidad de sus usuarios.



Trump ya había intentado prohibir TikTok en 2020, pero sus esfuerzos fueron bloqueados por los tribunales. En marzo de este año, el expresidente reiteró su preocupación por la seguridad nacional que representa TikTok, aunque también reconoció que una prohibición podría afectar negativamente a los jóvenes y fortalecer a competidores como Facebook, una plataforma que ha criticado duramente.


Aparte de su nuevo perfil en TikTok, Trump mantiene una presencia robusta en otras redes sociales, con más de 87 millones de seguidores en X (anteriormente Twitter) y más de 7 millones en su propia plataforma, Truth Social.


La situación legal de TikTok en Estados Unidos sigue siendo incierta. La semana pasada, la Corte de Apelaciones de EE.UU. para el Distrito de Columbia estableció un calendario acelerado para considerar los desafíos legales a la nueva ley que podría prohibir la aplicación. Las audiencias orales están programadas para septiembre, y el resultado de este caso podría tener implicaciones importantes para la presencia de TikTok en el país.


La entrada de Donald Trump en TikTok no solo subraya su intención de adaptarse a las tendencias digitales y atraer a una audiencia más joven, sino que también pone de relieve las complejas dinámicas entre la política, la tecnología y la seguridad nacional. A medida que se acercan las elecciones de 2024, será interesante ver cómo tanto Trump como Biden aprovechan las redes sociales para captar votantes y comunicar sus mensajes en una era donde la influencia digital es más poderosa que nunca.


Comments


bottom of page