top of page

El cofundador de Google reapareció en público y dijo que la empresa "definitivamente arruinó" el lanzamiento de Gemini

Sergey Brin sorprendió al admitir errores en la presentación del generador de imágenes por IA durante una inesperada charla pública.



En un evento poco común, Sergey Brin, cofundador de Google, saió de su usual ostracismo y se presentó ante un grupo de entusiastas de la inteligencia artificial el fin de semana pasado, donde compartió su visión sobre el avance del campo de la IA y discutió los desafíos enfrentados por Google en este ámbito.


Brin, de 50 años, conversó con emprendedores el sábado pasado en la "Casa AGI" en Hillsborough, California, al sur de San Francisco. Allí, desarrolladores y fundadores estaban probando el modelo Gemini de Google, que está en fase de desarrollo. AGI, o inteligencia artificial general, se refiere a una forma de IA que puede realizar tareas al mismo nivel, o incluso superiores, al de los humanos.


Durante la sesión de preguntas y respuestas, Brin abordó el impacto de la IA en la búsqueda y la estrategia de Google para mantener su liderazgo en un mercado en constante evolución. También se refirió al reciente lanzamiento problemático del generador de imágenes de Google, que tuvo que ser retirado debido a errores históricos y respuestas cuestionables.


"Definitivamente pifiamos en el desarrollo de la función de generación de imágenes", admitió Brin el sábado. "Creo que esto se debió principalmente a la falta de pruebas exhaustivas y, comprensiblemente, molestó a muchas personas". Google anunció la semana pasada su intención de relanzar pronto la función de generación de imágenes tras las mejoras realizadas.



Durante la sesión, Brin destacó que Google no está solo en sus desafíos para producir resultados precisos con la IA, citando ejemplos de otras compañías, como OpenAI y Grok, de Elon Musk, que también enfrentan dificultades similares.


En cuanto a los futuros desarrollos, Brin expresó su interés en la construcción de una inteligencia artificial general y señaló el potencial de la IA para mejorar el razonamiento humano. También discutió los posibles cambios en el modelo de negocio de Google, reconociendo que la publicidad en línea podría evolucionar con el tiempo. Además, abordó las dificultades de Google en el ámbito del hardware, especialmente en relación con los avances en realidad virtual, y reflexionó sobre las decisiones pasadas de la empresa, como el caso de Google Glass.


Brin, quien cofundó Google con Larry Page en 1998, pero renunció como presidente de Alphabet en 2019, continúa involucrado en la empresa como miembro de la junta directiva y accionista principal. Su reaparición se enmarca en un esfuerzo por reforzar la posición de Google en el competitivo mercado de la IA.


コメント


bottom of page