top of page

Tech Day Panamá 2023: Por qué IoT y Blockchain pueden ser el futuro de la robótica

Álvaro Gonzalo, CEO de BeRepublic, profundizó sobre cómo estas tecnologías deberán orientarse a un mundo en el que robots serán los principales protagonistas.

Un futuro donde los humanos y los robots conviven en un mismo ecosistema se acerca. La robótica ha tenido grandes avances en estos años y se espera que, para el año 2050, los robots ya cuenten con trabajos y tengan la facilidad de hablar, gesticular y brindar respuestas efectivas a diversas situaciones.


En la conferencia "¿Es IoT junto al blockchain el futuro de la robótica?", a cargo de Álvaro Gonzalo, CEO de BeRepublic, se hizo hincapié a la historia de la industria de la robótica. Esta inició en 1800, con la mecanización y la energía de vapor, y 220 años después esta herramienta nos permite tener grandes beneficios, como automatización de procesos, sistemas cibernéticos y ecosistemas digitales que mejoran la experiencia del usuario y los procesos empresariales.



¿Dónde se puede aplicar la robótica? Para Álvaro son cinco las áreas principales:

  1. Automatización avanzada: los robots están permitiendo una automatización más sofisticada y flexible de las líneas de producción. A su vez, pueden adaptarse a diferentes tareas y reconfigurarse rápidamente según las necesidades.

  2. Producción bajo demanda: los robots facilitan la producción de productos personalizados y la adaptación rápida a la demanda variable, lo que conlleva a las empresas a ofrecer productos únicos y de manera eficiente.

  3. Optimización de procesos: los robots pueden agilizar la logística y la gestión de almacenes, reduciendo los tiempos de espera y mejorando la eficiencia en la cadena de suministro.

  4. Mantenimiento predictivo: robots equipados con sensores y tecnologías de Internet de las Cosas (IoT) pueden monitorear el estado de las máquinas y predecir cuándo es necesario realizar mantenimiento.

  5. Seguridad: si hablamos de trabajo colaborativo, sin duda los robots pueden hacerlo, ya que humanos y robots pueden realizar tareas en conjunto, reduciendo riesgos y mejorando las condiciones laborales.

Además, Gonzalo dice que la IoT permitirá, junto a la robótica, reducir riesgos, en el caso de los accidentes de autos. A medida que las ciudades se hacen más inteligentes, se brindarán alertas en tiempo real que se transmitirán a los vehículos para que estén prevenidos sobre algún semáforo con desperfectos, problemas en carreteras, construcciones, y demás inconvenientes.


El blockchain, por su parte, permite a la IoT tener mayor control sobre los procesos. A medida que los robots tengan más sensores y dispositivos de seguimiento, será mayor la información centralizada, y esto permite que todo el proceso del negocio esté más controlada, reduciendo en muchos casos pérdidas de productos en la cadena de valor.


"A través de la tecnología de la IoT y blockchain, las cadenas de valor tendrían mayores protocolos de seguridad, los cuales reducirán en gran porcentaje el riesgo de pérdidas. Es sin duda una inversión a considerar a futuro", finaliza Gonzalo.


Comments


bottom of page