top of page

Tres pilares que ofrecen la nube híbrida y multinube

Estas tecnologías se erigen como la columna vertebral de la flexibilidad y la innovación en el mundo empresarial actual. Ofrecen escalabilidad, seguridad y eficiencia de costos, impulsando la transformación digital y satisfaciendo las demandas de un mercado en constante evolución.


La era digital actual ha revolucionado el ámbito empresarial, impulsando la adopción de soluciones tecnológicas que aseguren el éxito operativo. En este contexto, el entorno de la nube se ha convertido en la opción preferida para las empresas en busca de flexibilidad y control. Según la consultora Gartner, para el año 2026, el 75% de las organizaciones adoptará un modelo de Transformación Digital basado en la Nube. Sin embargo, la tendencia va más allá al combinar la nube híbrida y multinube.


"La nube híbrida se caracteriza por la combinación de servicios de nube pública y privada, mientras que la multinube implica el uso de múltiples proveedores de servicios en la nube, lo que diversifica aún más las opciones y reduce la dependencia de un solo proveedor. Esta combinación permite a las empresas optimizar sus recursos y distribuir cargas de trabajo de manera eficiente. Su creciente popularidad radica en su capacidad para ofrecer una infraestructura ágil y adaptable a las demandas del mercado y las fluctuaciones operativas", explicó Pablo Gagliardo, vicepresidente de Noventiq América Latina, empresa especializada en ciberseguridad y transformación digital.


Lo que hace a ambas tecnologías cloud indispensables para cualquier empresa en la era digital, es su capacidad para garantizar el cumplimiento de tres pilares fundamentales:


1. Escalabilidad: La nube híbrida y multinube brindan la capacidad de escalar recursos de manera dinámica, permitiendo a las empresas ajustarse a picos de demanda o cambios repentinos en el tráfico sin comprometer el rendimiento.


2. Seguridad: Estos enfoques ofrecen una mayor seguridad al diversificar los proveedores y ubicaciones de datos, reduciendo así el riesgo de vulnerabilidades y asegurando la continuidad del negocio ante posibles amenazas.


3. Eficiencia de costos: Al optimizar la infraestructura y utilizar servicios según la demanda, las empresas pueden reducir gastos operativos y maximizar el retorno de inversión, convirtiendo los costos fijos en variables.


"Para implementar con éxito la nube híbrida y multinube, las empresas deben desarrollar una estrategia sólida que abarque desde la evaluación de las necesidades específicas, la selección de la combinación adecuada de nubes hasta la migración y gestión de datos. Es crucial involucrar a todas las partes interesadas y asegurar una integración fluida entre los entornos de nube pública y privada para garantizar la coherencia y la eficiencia operativa", agregaron desde Noventiq.


Las empresas que optan por un entorno híbrido o multi-cloud cuentan con mayor flexibilidad para elegir la combinación de nubes que mejor se adapte a sus necesidades, escalando sus recursos de forma rápida y eficiente en función de la demanda. Además, esto permite a las organizaciones ajustarse rápidamente a las tendencias del mercado, manteniendo así su competitividad y agilidad empresarial en un entorno digital en constante evolución.


Se espera que la adopción de la nube híbrida y la multinube continúe creciendo a un ritmo acelerado en los próximos años. Con innovaciones constantes y una mayor integración con tecnologías emergentes como la inteligencia artificial y el Internet de las cosas, estas soluciones seguirán siendo pilares fundamentales para la transformación digital de las empresas en los años venideros.


Opmerkingen


bottom of page