top of page

"Antes de migrar a la nube, hay que entender bien la letra pequeña de los contratos de proveedores"

Miguel Jiménez, arquitecto de Nube 4.0 en CMA, dialogó con IT NOW sobre claves y consejos para lograr una transición exitosa al modelo cloud.

El servicio de cloud, o computación en la nube, es una opción que ha ganado terreno de manera importante por los beneficios que puede traer a las empresas. El ahorro de costos, seguridad de datos y sistemas, actualización tecnológica, entre otras ventajas, ha hecho que el mercado mundial creciera un 30% en 2022, según datos de Gartner. Sin embargo, antes de apresurarse a adquirir el servicio, especialistas en la materia recuerdan la importancia de tomar una decisión informada, pues en esto radica poder realizar una migración exitosa a la nube.


“La clave del éxito cuando se va a migrar depende mucho de la calidad del proveedor y del alcance del servicio que le brinda la empresa a la que se le va a comprar el servicio”, aclara Miguel Jiménez, arquitecto de Nube 4.0 en CMA, en diálogo con IT NOW. "Además del aspecto económico, migrar a la nube permite tener una capacidad de procesamiento flexible que puede crecer o disminuir según la demanda. Por ejemplo, en temporadas altas, como Navidad o el Día de la Madre, algunos de nuestros clientes de retail nos solicitan duplicar su capacidad de procesamiento y solo pagan por ese servicio adicional. Durante las temporadas más bajas, pueden reducir su capacidad. En resumen, la migración a la nube ofrece una alta disponibilidad de capacidad de procesamiento y está diseñada para brindar un servicio confiable".


¿Cuáles son los pasos más importantes al comenzar el proceso de migración?


Definir un objetivo claro es el primer paso. El objetivo puede estar relacionado con el ahorro de costos, la disponibilidad de alta capacidad de procesamiento, permitir a los profesionales de TI enfocarse en el núcleo del negocio en lugar de la infraestructura física, entre otros aspectos. Una vez definido el objetivo, los arquitectos de soluciones en la nube pueden identificar las diferencias entre la capacidad de procesamiento física y la necesaria en la nube. Este proceso de definición y trazado de objetivos es fundamental.


También es importante comprender cómo interactúan los servidores que se migrarán a la nube con los servidores que permanecerán en tierra, así como cómo los usuarios consumirán los servicios en la nube. Es esencial garantizar una experiencia óptima para los usuarios finales durante la migración. Por lo tanto, entender estos aspectos tanto desde la perspectiva de los servidores como desde la experiencia del usuario es fundamental para el éxito de la migración.


¿Cuáles son los errores más comunes que las empresas cometen durante este proceso?


El más usual es realizar una migración acelerada sin una planificación adecuada. Esto sucede cuando una empresa decide migrar a la nube de manera apresurada, sin tener en cuenta todos los aspectos necesarios para garantizar una migración exitosa. Durante el proceso de migración, pueden surgir problemas y desafíos que no se tuvieron en cuenta previamente. Es fundamental entender la infraestructura existente y cómo interactúa con los usuarios antes de migrar a la nube. De lo contrario, la migración puede fracasar.


¿Qué recomendaría para manejar los cambios organizacionales y los procesos requeridos para la migración a la nube?


Durante la migración, es importante comprender que el personal de TI seguirá siendo necesario. Aunque la infraestructura física ya no estará presente, el personal de TI continuará desempeñando un papel fundamental en la gestión y administración de los servidores en la nube. Sin embargo, su enfoque cambiará hacia la implementación de nuevas tecnologías y la optimización del negocio en lugar de preocuparse por la infraestructura física.


Es crucial capacitar al equipo de TI y al resto de los empleados en las nuevas habilidades requeridas para trabajar en la nube. Además, es necesario que todos comprendan cómo interactuar con los servicios en la nube y cómo garantizar la seguridad de la información. La capacitación y la comunicación efectiva son clave para facilitar estos cambios organizacionales.


Hablemos de la elección del proveedor y el modelo de nube más adecuado para cada empresa. ¿Qué consejos puede dar al respecto?


En CMA, ofrecemos el servicio de infraestructura como servicio (IaaS), que es la capa base para aquellos usuarios que desean que el personal de TI administre los servidores en la nube. También ofrecemos el modelo de plataforma como servicio (PaaS) para aquellos que desean tener un sistema operativo y administrar la capa superior. Por último, tenemos el software como servicio (SaaS), que es el modelo buscado por la mayoría de las empresas, ya que el usuario final solo se preocupa por acceder a los servicios sin preocuparse por la infraestructura subyacente.


Al elegir un proveedor de nube, es importante considerar factores como la latencia, el soporte brindado, los términos y condiciones del contrato, y la seguridad de los datos. Además, es fundamental comprender la legislación local y los requisitos legales relacionados con la protección de datos en cada país.


¿Cómo se puede medir y evaluar el éxito de una migración a la nube?


Hay que considerar diferentes aspectos. Durante el proceso de migración, es importante realizar pruebas exhaustivas para garantizar que los datos estén correctamente respaldados y que no haya pérdida de información. Además, se deben establecer puntos de recuperación y respaldo en caso de fallos durante la migración.


Una vez completada la migración, el usuario final es el que puede determinar si la migración fue exitosa o no. Si el usuario final tiene una experiencia positiva y el servicio funciona correctamente, se puede considerar que la migración fue exitosa. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la evaluación del éxito puede depender de los objetivos establecidos previamente.


Vea la entrevista completa con Miguel Jiménez, de CMA




Comments


bottom of page