top of page

El plan de Elon Musk para Twitter

El CEO de Tesla y SpaceX finalmente comprará la red social. Pero podría ponerle fin tal como la conocemos y convertirla en una "Super App".


Parece que culmina una de las novelas más entretenidas de mercado tech de este año: luego de dar marcha atrás, Elon Musk aceptó pagar los US$44.000 millones que ofreció inicialmente para comprar Twitter y, así, renunció a la batalla legal que lo esperaba en los próximos días en los tribunales de Estados Unidos (y que podía llegar a obligarlo a esa decisión).


Pero, más que el final, este puede ser el comienzo de toda una nueva historia para Twitter. El multimillonario reveló un posible destino para su nueva adquisición (que no es mandarla a Marte). Y, fiel a su estilo, usó esa red social para dar una pista.


Comprar Twitter es un acelerador para crear X, la aplicación para todo", publicó en lo que fue su primera declaración pública tras la decisión.


A lo largo del tiempo, el ejecutivo manifestó diversas ideas para mejorar Twitter, pero esta es la primera mención sobre la creación de una nueva aplicación que incluya esa plataforma.



Según MarketWatch, en una charla con los empleados de Twitter anterior al proceso de adquisición, Musk mencionó el deseo de crear una "súperaplicación", un concepto que reúne mensajería instantánea, llamadas, red social y pagos online, entre otras prestaciones, en un único servicio. Es modelo muy popular en China, de la mano de apps como WeChat (y no exento de controversias y acusaciones de vigilancia a usuarios), pero que no ha tenido aún un equivalente en el mercado estadounidense.


La marca "X" también tiene una historia muy anterior al automóvil Modelo X de Tesla. Basta recordar que Musk fusionó su banco en línea, X.com, con otra empresa para crear PayPal en 2000 (que luego vendió a eBay).


Sin embargo, volvió a comprar el dominio X.com en 2017, una de las tres URL de una sola letra que quedaban disponibles en el mundo, por una cifra no revelada.


Ese sitio ha estado vacío desde entonces. Pero cuando el millonario fue a hacerse de Twitter allá por mayo de este año, creó una sociedad para absorber esa compañía una vez que completara la adquisición y la tituló "X Holdings".


¿Estamos ante los últimos días de Twitter tal como lo conocemos? Es pronto para respuestas claras. Todavía las partes no llegaron a un acuerdo de compra definitivo que ponga fin al litigio, pero todo puede pasar en el extraño mundo de Musk.



Comments


bottom of page