top of page

Entre realidad y ficción: cómo la película "Here" revoluciona el rejuvenecimiento de actores

El nuevo film de Robert Zemeckis marca un avance significativo en el cine por su capacidad para recrear a actores mediante inteligencia artificial y la tecnología deepfake, pero también genera polémicas sobre su impacto.

En la próxima película de Tom Hanks, Here, dirigida por Robert Zemeckis, se explora un aspecto tecnológico inquietante: el rejuvenecimiento digital de los actores. La trama de la película se desarrolla a lo largo de diferentes épocas, centrándose en la vida de una pareja a lo largo de décadas. Este contexto permite a Zemeckis emplear tecnología avanzada para mostrar a Hanks y a Robin Wright en versiones juveniles de sí mismos, un logro que, aunque sorprendente, plantea profundas reflexiones sobre el futuro de la actuación y el uso de la tecnología en el cine.


BBC indica que el rejuvenecimiento digital no es una novedad en la industria cinematográfica. Desde los intentos iniciales en X-Men: La batalla final (2006), donde Patrick Stewart e Ian McKellen fueron rejuvenecidos con resultados poco convincentes, hasta aplicaciones más sofisticadas como en El curioso caso de Benjamin Button (2008) y Tron: El legado (2010), la tecnología ha avanzado significativamente. 


En el caso de Here, Zemeckis lleva este proceso al siguiente nivel, permitiendo a Hanks, de 67 años, aparecer con el mismo aspecto juvenil que tenía en sus primeros éxitos cinematográficos. Este avance tecnológico no solo es impresionante en términos visuales, sino que también plantea preguntas sobre el futuro de la industria del entretenimiento. 


La capacidad de recrear a actores en cualquier etapa de su vida mediante inteligencia artificial y tecnología deepfake significa que, teóricamente, un actor podría seguir apareciendo en películas mucho después de su muerte. Hanks mismo reflexionó sobre esta posibilidad, mencionando en un podcast cómo la tecnología del Expreso Polar le hizo darse cuenta de que no había límites para lo que se podía lograr con la manipulación digital.


El uso de esta tecnología en esta película y otras producciones recientes, muestra tanto su potencial como sus limitaciones. Aunque se han observado avances notables, el rejuvenecimiento digital a menudo se utiliza más como un recurso nostálgico que como una herramienta narrativa fundamental. Esto es evidente en la reacción mixta de los críticos y el público, quienes a veces encuentran perturbadora la diferencia entre las versiones digitales y reales de los actores.


La tecnología de rejuvenecimiento digital también plantea cuestiones éticas y prácticas sobre el futuro del cine. Si bien puede ser emocionante ver a estrellas como Hanks y Wright rejuvenecidos para nuevos roles, esto podría limitar las oportunidades para actores jóvenes emergentes y alterar la dinámica de la industria cinematográfica. La tecnología, aunque futurista y revolucionaria, sigue anclada en el pasado, evocando nostalgia más que innovando verdaderamente en la narrativa cinematográfica.


Commentaires


bottom of page