top of page

Más de 500 anunciantes dejaron de publicitar en Twitter desde la llegada de Elon Musk

La empresa está subastando artículos para pagar el alquiler de sus oficinas.

Más de 500 de los anunciantes de Twitter dejaron de pautar en la red social desde su adquisición de Elon Musk el año pasado, según un reporte de The Information.


Desde que el CEO de Tesla y SpaceX se hizo cargo de Twitter en octubre de 2022, los anunciantes corporativos se alejaron de la plataforma, como respuesta a una serie de desmanejos del empresario en relación a la moderación de los contenidos, el despido de miles de empleados y la implementación de una función de verificación paga que acabó en engaños y estafas por parte de ciberdelincuentes que se hacían pasar por empresas.


Múltiples grupos de derechos civiles han instado a las empresas a que dejen de anunciarse en Twitter por las acusaciones de que la red social no está evitando la propagación de discursos de odio y otros contenidos ofensivos en su plataforma.


La red social revocó recientemente su prohibición de anuncios partidarios de 2019, dijo que relajará su política publicitaria para "anuncios basados en causas" en los Estados Unidos y alinearía su esquema publicitario con la televisión y otros medios de comunicación.



A datos de mediados de enero de 2023, los ingresos diarios de la compañía fueron un 40% más bajos que el mismo período del año anterior.


Según diversos reportes, la empresa se encuentra subastando máquinas de café, barriles de cerveza, computadoras y hasta pantallas de neón con el logotipo de la compañía, debido a que se ha atrasado en los pagos del alquiler de las oficinas en San Francisco.


Los artículos se están vendiendo en el sitio de Heritage Global Partners, que está realizando el remate. Se incluyen una cocina asadora, varios refrigeradores y hornos para pizza y hasta el letrero eléctrico con el característico logo del pájaro de la compañía, por el que alguien ya ofertó US$17.500.


Musk reconoció la compleja situación financiera de la empresa, aunque a finales de diciembre dijo que ya no está en la "vía rápida" hacia la bancarrota.



Comments


bottom of page