top of page

Amazon se suma a la competencia de la IA generativa con un nuevo lenguaje y servicio cloud

Bedrock es un servicio de IA con el que Amazon Web Services dará acceso a su propio modelo de lenguaje, llamado Titan, así como modelos de las startups AI21 y Anthropic.


Amazon está lanzando un nuevo servicio en la nube llamado Bedrock que permite a los desarrolladores mejorar su software con sistemas de inteligencia artificial (IA) capaces de generar texto, similar a la tecnología detrás del popular chatbot ChatGPT.


Bajo el servicio de inteligencia artificial generativa de Bedrock, Amazon Web Services proporcionará acceso a sus propios modelos de lenguaje de primera parte llamados Titan, así como modelos de lenguaje de las startups AI21 y Anthropic (respaldada por Google), así como un modelo para convertir texto en imágenes de Stability AI. Uno de los modelos de Titan es capaz de generar texto para documentos como publicaciones de blog y correos electrónicos, mientras que el otro puede ayudar con la búsqueda y la personalización.


Según Amazon, los clientes tendrán la capacidad de personalizar los modelos Titan con sus propios datos, pero estos nunca se usarán para entrenar los modelos Titan para evitar que otros clientes, incluidos los competidores, se beneficien de esos datos.


Voceros de la empresa se negaron a divulgar el tamaño de los modelos Titan o los datos que Amazon utilizó para entrenarlos, ni describieron el proceso que la firma utilizó para eliminar partes problemáticas de los datos de entrenamiento del modelo.



Amazon no ha divulgado el costo del servicio Bedrock, ya que actualmente están iniciando una vista previa limitada, y los clientes pueden agregarse a una lista de espera. C3.ai, Pegasystems, Accenture y Deloitte se encuentran entre las empresas interesadas en utilizar Bedrock.


La iniciativa Bedrock llega apenas un mes después de que OpenAI anunciara GPT-4, un gran modelo de lenguaje que impulsa el chatbot ChatGPT que se convirtió en una sensación después de su lanzamiento en noviembre. Microsoft, que ha invertido miles de millones en OpenAI y proporciona a la startup poder de cómputo a través de su nube Azure, representa la competencia más significativa para el negocio de AWS de Amazon.


Microsoft y OpenAI han anunciado precios para el uso de GPT-4, a partir de unos pocos centavos por cada 1.000 "tokens", con un token equivalente a aproximadamente cuatro caracteres de texto en inglés. Google no ha publicado los precios de su modelo de lenguaje PaLM.


Desde Amazon argumentan que la empresa ha estado trabajando en inteligencia artificial durante más de dos décadas, y AWS ha acumulado más de 100.000 clientes de inteligencia artificial. También, que han estado utilizando una versión afinada de Titan para proporcionar resultados de búsqueda a través de su página de inicio.


Sin embargo, Amazon es solo una de las varias grandes empresas que se han apresurado a ofrecer capacidades de inteligencia artificial generativa desde la popularidad de ChatGPT. Expedia, HubSpot, Paylocity y Spotify se encuentran entre las compañías comprometidas a integrar la tecnología de OpenAI.



Comments


bottom of page