top of page

Streaming en América Latina: accesibilidad y costos en el centro del debate

Tres de cada cinco personas en la región afirmaron que es demasiado caro tener más de un servicio de streaming. A medida que se consolida como la principal fuente de entretenimiento, crecen las preocupaciones para aumentar los consumidores y la práctica de intercambiar contraseñas para compartir cuentas sigue siendo muy común. ¿Cómo responden los proveedores y qué tendencias emergen en el panorama del streaming?

La accesibilidad y los costos se han convertido en factores cruciales para la industria del streaming en América Latina, según revela una encuesta regional realizada por Sherlock Communications en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México y Perú.


Aunque el streaming sigue siendo una fuente vital de entretenimiento en la región, una creciente proporción de consumidores latinoamericanos señala que pagar por múltiples servicios se está volviendo prohibitivo.


Tres de cada cinco personas (62%) en América Latina afirmaron que es demasiado caro tener más de un servicio de streaming. Esta afirmación fue particularmente fuerte en Argentina, con un 70% cuestionando la posibilidad de contratar más de un servicio de streaming, junto con un 68% en Chile. En Perú, sólo el 56% mantiene esta opinión.

Uno de cada cuatro (25%) afirma haberse dado de baja de un canal de streaming en los últimos 12 meses debido a la suba de precios. Este sentimiento fue particularmente

fuerte en Argentina, con un 34% de cancelaciones debido a los incrementos de los valores. Otro 6% afirmó que sus suscripciones se habían vuelto caras, aunque los precios se mantuvieran, lo que quizás refleje las altas tasas de inflación y la inestabilidad económica en el país latinoamericano.

La popularidad de las "cajas de TV" está en aumento en toda la región, ya que ofrecen acceso a contenido de streaming sin las tarifas mensuales de suscripción. A pesar de que muchas compañías ofrecen cajas de TV oficiales con suscripciones mensuales, el 28% de los encuestados admite utilizarlas para acceder a contenido de forma gratuita, desafiando los esfuerzos de las autoridades para combatir la piratería.


Aunque Netflix ha experimentado un aumento en sus ingresos debido a su enfoque en combatir el intercambio de contraseñas, casi la mitad de los latinoamericanos encuestados aún comparten suscripciones con familiares y amigos para reducir costos. En México, por ejemplo, el 41% de los encuestados reconoce esta práctica. Además, un 8% de los encuestados en toda la región ha cancelado sus suscripciones en el último año debido a las políticas más estrictas sobre el intercambio de contraseñas.



La calidad del contenido es cada vez más relevante para las audiencias latinoamericanas, con más de una cuarta parte de los encuestados criticando la falta de originalidad y diversidad en el nuevo contenido ofrecido por las plataformas de streaming. Exigen una representación más auténtica y menos estereotipada en el contenido producido localmente.


El estudio también revela un cambio en los hábitos de consumo: la atención exclusiva al contenido de streaming está disminuyendo, con la mayoría de los usuarios optando por la multitarea mientras ven contenido en línea. Los latinoamericanos se han vuelto más distraídos en los últimos dos años. En 2021, más del 46% de la región declaraba prestar toda su atención al streaming que consumían. Este promedio se ha reducido considerablemente a solo el 24%, lo que sugiere que las vidas de las personas están demasiado ocupadas para hacer una sola cosa a la vez. Tres de cada cuatro (75%) en la regiónafirman realizar varias tareas al mismo tiempo mientras consumen contenidos en plataformas de streaming.


Además, el streaming en vivo de influencers en redes sociales está ganando popularidad, con el 12% de los encuestados latinoamericanos participando en estas interacciones durante transmisiones en vivo, siendo los mexicanos los más activos en esta tendencia, con un 14%.


A pesar de que Netflix sigue siendo el servicio más popular en América Latina, la competencia se está intensificando con la llegada de nuevas plataformas de streaming. En México, Netflix lidera, seguido de cerca por Amazon Prime, Disney+, Max, Star+ y Vix.


"En un panorama competitivo en constante evolución, los proveedores de streaming deben estar atentos a las necesidades y preferencias cambiantes de los consumidores latinoamericanos", comenta Patrick O'Neill, socio director de Sherlock Communications. "Aquellas compañías que se adapten mejor a estas demandas tendrán una ventaja significativa en este mercado cada vez más desafiante".



Comentários


bottom of page